HUMOR

El casal de verano

Apreciado diario,

En la maternidad todo son risas hasta que viene la realidad a pegarte un bofetón en la cara, así, de repente y con la mano abierta. Que una se relaja pensando que por fin viene el buen tiempo y podrá dejar de pelearse con su primogénita para que se ponga la chaqueta y no muera de congelación en las extremidades, cuando de repente empiezan las malas noticias: la niña ya no va a la guardería, va al colegio y con el buen tiempo… ¡ZAS! ¡Se acaban las clases! Un gol por la escuadra que nos meten a los que decidimos prolongar la especie, vaya a ser que nos faciliten la vida y nos brille un poco la epidermis.

Totally, que en junio ya empieza el chiste con sujeto 1 yendo a media jornada. M-E-D-I-A-J-O-R-N-A-D-A que entre que comen y duermen la siesta a la pobre no le da tiempo ni de pintar uno de sus garabatos con bolsas debajo de los ojos que parecen testículos, dos pelos deprimidos y un sujeto tirado en el suelo, que ese es el retrato que hace de mi hija en los álbumes con título “la mama está cansada” y que  a veces complementa con los testículos de color rojo y un “la mama está enfadada” un nivel de miseria elevado que me ha ayudado cuando algún día que sujeto 2 se ha desvelado a altas horas de la mañana, y con la enajenación mental he llevado a la de Murcia al cole sin mochila, su profesora me de ánimos diciendo “que lo estoy haciendo muy bien” por miedo a que me suicide en medio de clase con las tijeras redondas de cortar cartulina. Que a ver quién es el guapo que les saca a los niños luego el trauma.

200w

Anyway, que tranquilos todos que tenemos un plan B: EL CASAL DE VERANO, o eso nos enviaron por mail los de la escuela como opción a poder seguir yendo a ganar dinero con el que pagar las facturas mensuales, que consistía en un súper documento lleno de colorines que si mirabas fijamente podías sufrir un ataque epiléptico en el que decía que tus hijos tendrían más actividades que en Coachella y un nivel de divertimento Charlie Sheen el día de su cumpleaños. Así que dejándome contagiar por el marketing apunté a la de Murcia y me digné a ir al encuentro informativo para acabar de encajar los detalles.

La reunión la llevaba una marichochi muy maja de las que genera confianza para dejarle un mes a mis hijas e irme con el jasban a un retiro espiritual a dormir en modo hibernación a lo oso polar, así que todo iba sobre ruedas hasta que dijo:

“Os voy a poner un vídeo explicativo del casal”

200w-2

Y ahí fue como volví a vivir esa sensación cuando de pequeña veía los anuncios de polli pocket, una muñeca con una casa que era lo más de lo más, que pedí en la carta a los reyes con el sacrificio de portarme bien siendo yo de terrorismo nivel isis, y luego cuando llegó era tamaño para niños liliputienses y tenía que jugar con las gafas de vista cansada de la abuela para poder saber si estaba jugando con la muñeca o con un trozo de galleta. Un FAKE como una casa.

Mientras el documento del casal decía que nuestros hijos vivirían misiones intergalácticas con un extraterrestre que necesitaría que entre todos generaran energía para devolverlo a la tierra, que te digo que si le dan a mi hija un par de chips ahoy de la energía que sacan el extraterrestre puede hacer puentes aéreos la tierra-marte durante un mes, en el vídeo salía una marichochi con unas gafas de los veinte duros y una caja de zapatos que simulaba ser una máquina científica de la marca nike que, con risa floja (que para prestarte a estos menesteres lo tienes que hacer bebido o porque te han secuestrado a la familia y es la única forma de liberarlos) decía que habían detectado que una nave extraterrestre había llegado a la tierra. CORTE A un marichochi con medias verdes, mallot verde M-A-L-L-O-T-V-E-R-D-E y una máscara de plástico que no se vende en los bazares porque no lleva ni la garantía de seguridad de la UE, que (OJO QUE AQUÍ LO HAN PENSADO) hablaba otro idioma y por tanto tenía subtítulos hablando de las actividades que los niños harían para generar energía en el casal: excursiones, piscina, etc.

200

A lo que yo, que al trabajar en el audiovisual y presenciar semejante aberración me sangraban las pupilas, buscaba complicidad en las miradas de padres y sólo encontré la de una madre de mi lado izquierdo que con unos ojos fuera de las órbitas y la mandíbula desencajada me dijo “Queee guaaiiii yo quiero irrrr”.

Los juegos acuáticos que prometían en el folleto informativo se conviertieron en guerras de agua con una manguera, la piscina a la que irían una vez por semana, cubría hasta los tobillos para temas de seguridad y los monitores que salían en las fotos este año no repetían y venían nuevos recargados de energía y de hormonas ya que habían hecho la mayoría de edad entre la semana pasada y ese día.

Eso sí, el casal cuesta tres órganos vitales y la promesa de incluirlos en tu herencia por semana, que las medias verdes van muy buscadas, el realizador del vídeo vino directamente de Jolibut  y el transporte Barcelona – Bangladesh de la careta de alien fue recibido por MRW Urgente.

Así que como lo hecho, hecho está, este verano, PRAY (a Lot of) por LA DE MURCIA.

200w-3

4 comentarios en “El casal de verano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s