HUMOR

Una mañana cualquiera

sunrise

El despertador suena a las siete aéme.

Lo apago sin saber quién soy, dónde estoy, si necesito un café o una transfusión de sangre. Tengo hambre. Me vienen algunos flashes de la noche: el jasban estaba cocinando para los dos, me fui a comprobar si el ruido metálico que venía de la habitación era tos infantil o que el vecino de abajo estaba perforando el edificio y una vez comprobado me estiré cinco minutos en el sofá. Fundido a negro.

sleeping

Como las profesoras y directoras de la guardería de la de Albacete leen el blog, diré que en realidad era el vecino y que nadie le dio un poco de apiretal a la niña para que durmiera mejor. Pero no  vayan ustedes a pensar que dormir mejor en mi casa es rollo Blancanieves, ni por asomo, la buena vida nocturna significa despertarse un mínimo de 3 veces y un máximo de 5 para que a una le dejen las tetas más vacías que las arcas de las pensiones.

Mamando

Y claro, con este movimiento nocturno nos despertamos los adultos por la mañana con una resaca que ni Luis Miguel en sus mejores tiempos.

Muevo un párpado. Pegada a mi ubre tengo a la de Albacete, más allá tengo a la de Murcia durmiendo en posición estrellita de mar y a los pies está el jasban con una sonrisa en la cara más parecida al rigor mortis que a la felicidad.

La albaceteña nota movimiento en el ambiente y abre ambos ojos. Comprueba que algo parecido a un ser humano está despierto y mueve sus dos kilos de cachetes a modo de sonrisa.

sonrisa

Salgo de la habitación lentamente sin hacer ruido y tener un momento de paz y tranquilidad antes de escuchar el “babyshark”, el “joni, joni, yes papa” y otros temas infantiles que destrozan más neuronas que las drogas.

“Ta-ta-ta-ta-ta…” balbucea de la ilusión mi paquirrina, contenta de que haya alguien haciéndole caso. “Shhhhtttt” le digo  incrustando sus jamones de bellota al blandiblup que antaño fue un vientre plano. Bueno, casi plano.

Aprovecho que está despierta para cambiarla, ponerle un outfit tres tallas más grande para que le quepa y darle un poco de leche pasteurizada. SUJETO 2 READY TO GO.

La de murcia oye vida inteligente y conectando wifi hace su aparición estelar en el comedor con un: “Al cole de ganz, no”

no

Le enumero todas las cosas divertidas que hizo ayer en el cole, los amigos con los que jugó y me invento que hoy harán una cosa super guai que me ha dicho su profe sin especificar, vaya a ser que note que la miento descaradamente.

“Al cole de ganz, no” sigue diciéndome con desconfianza mientras aprovecho que está medio dormida para embutirle unos leggins y una camiseta que le queda de croptop  porque ha pegado el estirón.

“A-l c-o-l-e d-e g-a-n-z, n-o” me repite lentamente por si soy dura de mollera y no pillo lo que quiere comunicarme a la primera.

no

El dulce de leche hace las mochilas de las niñas, con sus ochocientos millones de cosas random diarias, mientras yo me pongo la única camisa decente que tengo. Tomamos café quemándonos la tráquea. ¡Parece que llegamos a tiempo a trabajar!

Cojo la de Albacete, que de contenta que se pone vomita mi escote y su outfit. ¡Fuck! Me pongo la primera camiseta que pillo y le pongo a ella el único bodi que le queda, con más pelotillas que tejido y que le aprieta más que a una Kardashian.

curvas

El rioplatense intenta desincrustar a la de Murcia del marco de la puerta, que está en una sentada reivindicativa con un “al cole de ganz, no”.

Le explica lo importante que es ir al cole.

Ella sigue en sus trece.

Insiste con un “y aprenderás cosas, y conocerás amigos nuevos…”

“Al cole de ganz, no”

El dulce de leche cambia de estrategia: “Y si quieres cuando salgas te compraré un helado…”

Silencio sepulcral.

Ella añade “i una shuguina”

Nos miramos.

Sí, güi nou, no deberíamos caer en chantajes y hablar con tranquilidad del tema peeeeerooooo… tic, tac, tic, tac… llegamos veinte minutos tarde.

trato

MURCIA 1  JASBANS 0

Puta vida, tete

 

 

7 comentarios en “Una mañana cualquiera”

  1. Tela amb la Matilda!!!
    Nosal3 ens barallem pq el nen gran (4) es vesteixi sol, es prengui la llet i es posi les sabates en 10′?? I jo em faig el café, em vesteixo, ajudo al gran, canvio panyal i vesteixo al petit, intento maquillar-me pro sempre acabo fen-t’ho al tren…
    Històries diferents però amb la mateixa base…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s