HUMOR

Nueva logística

Apreciado diario

Volver a ejercer después de una baja maternal tiene sus ventajas, que como el jasban es freelance, decidimos que él se cogiera un tiempo sabático para quedarse con las terroristas chiítas antes de que empezaran el cole mientras yo volvía a trabajar y relajaba chakras a base de cafés y resolver asuntos con sólo enviar un par de mails. Un viaje mental que ríete tú de la Riviera Maya.

Trabajar.gif

Y no era hasta al mediodía que me acordaba que tenía una familia y miraba mi teléfono lleno de whatsapps de mi príncipe azul que decían que se las llevaba al parque para ventilarlas, que habían vuelto a medio camino porque sujeto 1 se había cagado, que habían vuelto a intentar la salida al parque para ventilarlas, que sujeto 2 le había vomitado la camiseta hasta llegarle a los calzoncillos y que volvían a casa, que sujeto 1 lloraba desconsoladamente porque quería ir al parque, que sujeto 2 se había quedado dormida en el sofá, que sujeto 1 la intentaba despertar cantando baby shark a gritos y así una retahíla más, en el se podía leer entre líneas que pedía asilo político al lado de mi mesa.help

Y ya cuando tenía las tetas como una tortuga ninja, hinchadas desde el pecho hasta la columna vertebral y tenía que sacarme un par de tetrabricks, aprovechaba mientras la máquina me estiraba el pezón como si fuera un chicle para llamarlos por facetime, que la maternidad y el síndrome de Estocolmo van de la mano, porque los echaba de menos entre tanta mesa ordenada y gente que hablando a susurros y necesitaba escuchar la locura de un hogar con olor a pañal cagado, plagado de playmobils en el parquet, un hilo musical de daddy finger cantado por un fumador de puros montecristo con bronquitis, muñecas desnudas en el sofá (que sujeto 1 tiene obsesión por el nudismo propio y ajeno), paredes pintadas con plastidecor y un sin fin anti-feng-shuí que si lo vieran los de la revista “El mueble” nos blonqueaban en las redes sociales como personas non gratas para siempre.

Pero todo lo bueno tiene fecha de caducidad, y cuando las niñas empezaron el cole coincidió también  la incorporación laboral del rioplatense que volvía al horario Bangladesh y por ende, volví a mi época de tardes de madre soltera por primera vez con dos. PRAY FOR ME. Que eso se traduce en salir del trabajo cagando leches y derrapando en los pasos de cebra para llegar antes de hora, que después de tanta peli Disney  dónde los padres mueren de forma trágica cuando mi hija no nos ve rápido en la salida del cole se cree que es huérfana y monta un drama que se me resquiebra el corazón, y eso me obliga a estar un cuarto de hora antes porque los sientan delante de un cristal para ver como sus padres hacen cola, dándose de codazos, haciendo zancadillas e intentándose colar como si estuvieran esperando a Julio Iglesias.

Enrique iglesias

Y así hice yo el otro día, amenazando dos abuelas que se creen que tienen fast pass en las colas y saludando a mi marichochi que respiraba aliviada viendo que no eran los asistentes sociales los que la esperaban. Y entonces la profesora la sacó y me dijo que había pasado un muy buen día, que había dormido y estaba contenta, cuando el rioplatense aún estaba en tratamiento psiquiátrico por la despedida dramática que había vivido a la mañana.

“Sí, parece que se ha comido toda la fideuá” dijo ella en tono amable, a lo que yo le pedí que chequeara esa información que lo que le gusta a mi hija cabe en un post it, y ella sonriéndome, que está acostumbrada a tratar con mujeres que no duermen la noche del tirón desde hace 3 años, añadió  “tu hija es fabulosa…” así, sin esperarlo. Que del orgullo que sentí se me hincharon las tetas de tortuga ninja y me salieron dos ronchones de leche a la altura de los pezones.

Porud

Miré a mi cachorra con su pelo encrespado, restos de papelitos y delincuencia en los tirabuzones y me la llevé orgullosa a cruzar medio distrito para ir a buscar a la hermana, vaya a ser que la matriculemos más cerca y nos facilitemos la vida. Y ya cuando después de una travesía a lo hobbit llegamos a nuestro destino, la paquirrina nos recibió sonriendo con esos cachetes que le pesan dos kilos, y queriendo participar también en la destrucción de mis lumbares me tiró los bracitos con su percentil macdonals. Cuando la iba a poner en el cochecito, la de Murcia , que cuando quiere es hiperactiva y cuando no una abuela de ochenta años, me soltó un “que eztic molt canzat” y se sentó rauda y veloz en el vehículo infantil dejándome la de Albacete incrustada en las lumbares.

Con un seis y una mochila de porteo que llevaba de casualidad por gracia divina, embutí sus jamones de bellota dentro y  viniéndome arriba por tenerlas a las dos controladas sin morir en el intento, decidí comprarle un mangnum almendras para la mayor, que esto también está dentro de su plan nutricional y me evita escuchar el baby shark con coreografía again and again, y otro para mí, que la de Albacete me está dejando cadavérica. Cuando me sorprendía pensando que la cosa no había ido tan mal, mientras crujía el chocolate en mi paladar, de repente me di cuenta que había caído un poco dentro de la mochila de porteo y que la de albacete tenia un trozo de helado en la mano y que iba a ponérselo en la boca. Pensé en el azúcar que lleva esa bullshit y actué en tres segundos para limpiarla, poniéndome el helado entero en la boca para tener las manos libres y coger una toallita. A lo que sufrí en tres milisegundos una congelación en la lengua, en cinco, en la tráquea y en seis, tenía helado regalimándome en la boca, encima de mi camiseta y la mochila de porteo.

Perdona…

Escuché que me decían por el lado…

Miré a esa mujer con la cara llena de helado, la mochila llena de helado, el peinado de taxista de la de Albacete lleno de helado, pero las manos limpias de chocolate, y ella, de la impresión dio un pasó atrás, como si hubiera visto a Belén Esteban sin maquillaje, y añadió:

Mi hijo dice que va a clase con tu hija…

Dijo señalando a la de murcia, que tenía restos de chocolate hasta en las pestañas.

-ah zi? encanada conocedte

HELLO

Puta vida, tete…

4 comentarios en “Nueva logística”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s