HUMOR

Qué suerte la mía

Apreciado diario,

En 15 meses que llevo de maternidad, me he dado cuenta que hay algo que se repite mucho. Un comentario inocente, de esos que sólo sorprenden a una servidora y que, en los pocos momentos muertos que tiene una madre, le dedico a darle vueltas.

Porque digo yo que no soy a la primera que le dicen:

¿Ruy te ayuda mucho en casa? No sabes la suerte que tienes.

excuse-me

Porque sí, es verdad que mi príncipe azul arrima el hombro en casa y pilla cacho lo mismo que yo, pero es que jelou maifrens, tengo un secreto que contaros… parece que después de hacerle unas pruebas genéticas han detectado que el cachorro… ¡ES DE LOS DOS!  ¿Cómo sus quedáis? Mu fuerte todo plegado.

Que no es que mi dulce de leche me ayude en casa, para que me entiendan, es que… prepárate que te dejo de piedra… ¡TAMBIÉN ES SU CASA! Sí, sí, al principio pensamos que viviera en el rellano, pero luego decidimos que habían suficiente metros cuadrados para vivir los dos. Una puta locura. Y nada, que a él vivir en un container cómo que no, y cuando al dormir a Matilda queda la casa como la de Charlie Sheen el día después de fin de año, va el tío recoge. Oye, y sin denunciarme a los mossos de esquadra ni nada.

surprised

Y aún hay más, por la noche cuando Matilda llora… ¡VA ÉL!  Ainou, ainou, very strong a lot of. Pero es que voy tan cansada durante el día que yo no duermo, me desmayo. BAD PERSON totally. Eso sí, por la mañana me la quedo yo para dejarlo dormir hasta tarde, porque somos de esa gente raruna que se parten las tareas.

Qué suerte tengo.

suerte

No es de los que ponen la ropa al revés a su hija, de los que le dan donuts en lugar de papillas, de los que no saben ni lo que es un sacaleches… no no, es de los que hacen papillas diferentes para congelar cuando llegan pronto a casa, de los que ponen lavadoras y doblan la ropa.  Pobre. Vive en la ignorancia.

Y es más, mínimo una vez al mes les dejo solos para… ¡Ir a hacer un vino con mis amigas! Con un par, que soy madre primeriza y estoy mu loca. Y cuando llego no hay papillas en las paredes, muebles tirados por el pasillo, ni una niña que parece que vaya de anfetas colgada en la lámpara del techo,al contrario, la niña está dormida, la casa recogida y él relajado viendo sus cosis en la tele.

Muy loco todo.

Que suerte la mía, de vivir en el siglo XXI.

princesas

Besis.

16 thoughts on “Qué suerte la mía”

  1. Mi marido y yo estamos esperando las entradas que publicas, porque nos encanta!! Eres una crack, nos reimos un monton con tus comentarios de tus momentos cotidianos, esperamos con ansias las siguientes entradas. Besis

  2. Jajaja, real como la vida misma. Ya me gustaría a mi cocinar como mi chico, pero como no es lo mío (y el peque ya se ha dado cuenta) hago otras cosas, a pesar del “sufrimiento” de mi madre sobre mi incapacidad de alimentar a su heredero jaja

  3. No me he podio reír más, primera vez que paso por tu blog y leo esto, me quedo por aquí sin duda. Respecto a este post, ole tu! Claro que si, como tiene que ser, no es “ayuda” es compartir tareas que son comunes, sin más!

  4. Como mis padres se divorciaron al mismo tiempo que yo he tenido a mi señor papá en casa y tengo la dicha que es que asea, cocina y limpia jajajaja lo admito soy vaga, pero el me ayuda y es voluntario. Así que tenemos mucha suerte que tu esposo y mi padre no sean machistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s