HUMOR

La ITmami

Apreciado diario,

Que digo yo que si en esta sociedad del mundo 2.0 existen las ITgirls que son las que marcan tendencia entre las jóvenes adolescentes y que las tienen como un icono, reclamo el sitio de las ITmamis, aquellas que hacen lo que buenamente pueden y salen de casa intentando no parecer un espantapájaros.

Porque ser una ITmami no es sólo llevar tus ojeras y la raíz de las canas con la cabeza bien alta (o un poco stephen hawking por la tortícolis de dormir con la niña), no no, ser una ITmami es una cuestión de actitud y de sentir que aunque tengas menos constantes vitales que la Duquesa de Alba, eres una máquina que trabaja, cuida de su cachorro y enamora a su dulce de leche mientras se ordeña las ubres porque está empezando con el destete. Es esa sensación de victoria cuando después de cantar ochocientas cincuenta nanas inventadas tienes a la niña inconsciente en el moisés, tu príncipe azul haciendo la cena y tú, por fin, puedes hacerte la muerta en el sofá.

ORGULLOSA

Y es que las revistas femeninas deberían hablar menos de las mujeres que tienen tiempo y dinero para atracar inditex y se visten bien, y hablar más de las que trabajan más que el departamento de quejas del 1004 e intentan ponerse unos tejanos dónde les quepan las mollejas del postparto. Que eso sí que tiene mérito y no conjuntar una pantalón casual con una americana de lentejuelas. Digo.

Para ello, como estoy inculcando esta nueva moda, os voy a dejar unos consejitos para poder llegar a ser trendesetters de la maternidad:

La ITmami lleva los jerseis que huelen a toallita de bebé, no porque quiera poner de moda ese nuevo aroma, si no porque su cigoto le ha vomitado antes de salir y llegaba tarde a la guardería. Y con un-seis-y-un-cuatro-aquí-tienes-tu-retrato ha cogido una toallita y disimula como puede la medalla que el cigoto exorcista le ha dejado en el canalillo.

La ITmami lleva cuadros con rayas, no porque cree nuevas tendencias, si no porque las lavadoras que hace durante todo el día son sólo para sus cachorros y era lo único limpio que le quedaba en el armario. Y con un “mañana será otro día” se tira a la calle pareciendo Miliki y hace caso omiso de los niños que la señala en el autobús.

PAYASO

A la ITmami le falta clapas de pelo, no porque haya caído en el rapado lateral estilo punk, si no porque si a la alopecia del postparto le sumamos los tirones de su pequeño alfajor cuando les da ataques de amor, le queda un pelo rata que no le da ni para una trenza.

La ITmami desenfunda el iPhone con más facilidad que Clint Eswoot en un western, y con una destreza nunca vista, enseña dos vídeos y tres selfies cuando alguien le da los buenos días.

A veces la ITmami habla sola mientras va a la fotocopiadora, no porque no le llegue riego sanguíneo en el cerebro, si no porque repasa mentalmente el listado del pentatrillón de cosas que tiene que llevar para el carnaval de la guardería, vaya a ser que su cigoto sea el único que no se disfrace y se traume y se convierta en un juguete roto.

La ITmami no va a muchas fiestas de marcas lujosas, pero cuando por fin sale con sus amigas se emborracha con el vino de la casa como si no hubiera un mañana, y les suelta un”Osh quiero tiash” mientras orina en la acera de la discoteca con las bragasfaja en los tobillos.

drink

La ITmami no se codea con cachorros de la jetset con sus yates privados y sus bolsos Louis Vuitton, si no que se relaciona con gente más golpeada por la vida de esa que te puedes encontrar en una tienda de los veinteduros o, incluso, en el mercadona.

La ITmami ya ha renunciado a la decoración del pinterest hogareña y tiene más diógenes infantil en su casa que en una tienda del imaginarium.

Cuando la ITmami se mira en el espejo, reprime sus ganas de arrancarse los ojos de las cuencas y sonríe porque el cigoto que lleva incrustado bajo el brazo flipa con el reflejo.

La ITmami hace dos días dieta y al tercero se mete entre pecho y espalda un croissant de chocolate mañanero, que le hace olvidar una noche con más actividad que en una discoteca de Ibiza y le dibuja una sonrisa en la cara para aguantar el día.

Pero sobretodo, la ITmami es aquella que anda a lo walking dead por a calle, arrastrándose lo más rápido posible para ir a buscar a su pequeño alfajor.

En resumen, una ITMAMI NO NACE, SE HACE Y SOBREVIVE COMO PUEDE.

madre

Y esta entrada va dedicada A TODAS ELLAS.

#OSQUIEROTIAS

Besis.

 

 

 

 

3 thoughts on “La ITmami”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s