DIARIO, HUMOR

Crónica de una surviver

Apreciados maifrens, Llego a la guardería derrapando la moto, mi hija me recibe con los brazos abiertos. "Mama, mama, mama, mama, mama, mama, mama, mama" dice mientras intento preguntar a sus profesoras (benditas ellas que merecen un altar) si ha dormido bien y por lo consiguiente, pasaré una tarde decente: -Sí, ha dormido bien, pero… Sigue leyendo Crónica de una surviver