HUMOR

Va dedicado

Le dedico este premio a todas aquellas a las que le entregaron un bebé y se sintieron más perdidas que Belén Esteban en una biblioteca.

Las que a veces llegan al trabajo con ganas de volar su mesa con un bazoka.

Las que dejaron de ponerse tacones y ahora siguen las tendencias de Quechua.

Las que intentan evitar el espejo cuando acaban de salir de la ducha.

Las que utilizan el iPad como estrategia de chantaje para conseguir objetivos a lo House Of Cards.

Las que viven más las noches que los días.

Las que visten con ropa que estuvo de moda cuando se llevaba el “me las piro vampiro”.

Las que cuando llegan a la reyerta callejera por una rabieta, se sienten culpables.

Las que sobrevivien entre diógenes infantil.

Las que leen cuentos y le meten la moraleja que más les conviene.

Las que cargan bateria con litros de café.

Las que están en el metro tarareando horribles canciones del youtube.

Las que sueñan con hacer la fotosíntesis en el sofá

Las que tienen ropa sucia en época fértil y no para de reproducirse

Las que llevan media manicura en las uñas y la otra media en la ropa de sus hijos.

Las que rezan para pasar ya de los terribol tú y también para que se queden pequeños forevarenevar.

Las que no se depilan las piernas para ir a una gala de premios porque “total, tampoco me lo van a dar…” pero se ponen vestido largo por si las flais.

Las que tiran bombas de humo en los sitios porque no les llega el riego sanguíneo para una conversación.

Las que no saben lo último de Netflix pero han visto todas las versiones de youtube de los “Tez puquetz”

Las que disfrutan cada minuto del tiempo con las amigas y con una(s) botella(s) de vino.

Las que hacen buen equipo con su jasban.

A todas.

Dedico este premio a todas aquellas que renunciamos a las vidas perfectas, para reírnos de la nuestra.

Osquierotías.

4 comentarios en “Va dedicado”

  1. Dedico un aplauso a quien demuestra que puede reinventarse y provocar todas las emociones con franqueza y humor, inteligencia y agudeza a pesar del poco sueño, el mar de exigencias y los cambios que nos provocan estas etapas arduas de la vida. Brindo por ti, mi heroina sin capa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s