HUMOR, INFLUENCERS, MATERNIDAD

Madres influencers

Apreciados maifrens,

Últimamente mi instagram se ha llenado de madres “influencers” con pentatrillones de seguidores, una vida de ensueño y una casa sin diógenes de mattel, manchas en las tapicerías y repleta de cactus. Todo ello de una manera paulatina, casi sin darme apenas cuenta. Un día ves una foto de una madre con-hijos-amazings-casa-amazing-y-vida-ameizing en L.A. y la empiezas a seguir, en plan masoquisimo a lo cincuenta sombras de grey pero en temática maternal, para ver si te inspiras o te dan algún tip interesante. Otro día ves a una amigui suya que también se ha pasado al tema de las fotos y ala “pá la saca” vaya a ser que te aburras en el metro, y a lo tonto a lo tonto ¡ZAS! un día te das cuenta que tu timeline está lleno de madres perfectas que te hacen sentir la última de la clase en la asignatura: MADRES AMAZINGS que lo flipas a lot of more nauer.

giphy

Y es que ayer, estando la niña por fin dormida y no pudiendo conciliar el sueño sólo con pensar toda mi infraestructura de madre-rodríguez para el día siguiente, me enfrasqué a mirar las fotos en los perfiles de estas madres para entender por qué entre mi vida y la suya hay un abismo más grande que el del Challenger (sí, lo he buscado en el google).

image1

A Ameliahannah le ha parecido una great idea poner a su cachorrita a practicar baile clásico al lado de un cactus como atrezzo. Una foto de lo más cuqui que yo no podría hacer ni jarta de vino. Que a mi hija el baile clásico le importa lo mismo que los cereales de trigo sarraceno y es más de bailar “la bicicleta” y perrear en el comedor sin equilibro ni criterio con el espacio, que la dejas al lado de un cactus para hacer una foto decente y en un intento de algo parecido al twerking te pasas la tarde y parte de la madrugada en urgencias. Y ala, vete con los leggins con pelotillas de por-fin-en-casa (que fijo que Ameliajana también tiene en el fondo de su lofli armario) y el jersei de mai jasban que no me apreta el lorzamen y en una mentira piadosa me hace sentir más delgada, a pasar treinta horas en un recinto repleto de niños con el ébola, que eso tiene menos de instagramer que Paquirrín con un tanga animal print.

NO

Luego también está maifren Mari Lauren, que nos enseña la rutina de baño de su pequeño cachorro, con una fotografía de lo más casual:

unnamed

 

Marilauren, jonei, lo tuyo no es un baño ES UN FUCKING SPA CINCO ESTRELLAS.

FORDAYISUCRAIST mi minúsculo lavabo tiene el espacio tan limitado que estando en tu momento olbran puedes aprovechar para ducharte y lavarte los dientes sin moverte del retrete. Mi hija se baña en una bañera de plástico, a lo palangana de toda la vida, que luego se dobla con-un-seis-y-un-cuatro para poder guardarla debajo de la pica y así no ocupe espacio.

Igualmente debo decir que el hijo de merylauren debe ser de los llamados “niños trampa”, que a mi me han dicho a lo leyenda urbana que existen, porque mi hija en esa bañera hubiera estucado de salpicaduras de agua las paredes, enjabonado al gato y yo estaría al borde de la enajenación mental intentando que no tire la esponja empapada del “smiman” (spiderman para la RAE)  en plan bucle en suelo, que en el lenguaje de parvulario esto es divertido nivel chiste de Lepe.

REIR.gif

Y en un arranque de generosidad, hasta aconsejaría a merilauren un poco de cortinas en la ventana para que no la señalen por la calle los vecinos. Vaya a ser que te espíen mientras te hacen un checo checo, te pasas la gillete o con una sierra mecánica te cortas los mejillones de los pinreles.

Luego tenemos a Nanuszka, Nanus para los amiguis, que ha fotografiado un rincón de su casa:

nansca

Que se ve que su jasban no es como el mío de colgar todo lo encuentra ya no por casa, si no por la vida. Chaquetas, jerséis, forros polares, camisas, un abrigo con el que fue a esquiar en 1994, camisetas de todos los equipos del mundo que practican fútbol y demás deportes, chaquetón largo, bolsas de deporte y eso sin contar mis bolsos, mis chaquetas de invierno, menos invierno, un poco de primavera, un poco más de primavera, mucho de primavera y sus respectivos bolsos de colores para combinar, junto con las mochilas y bolsas del parque de la benjamina. Que cuando entras, no sabes si estás en una casa o en una tienda del humana y está todo puesto a tanta presión y en un tetris matemático tan estudiado, que si le cuelgo esta ramita de flores para hacer la foto se derrumba el tabique.

demolish

Pero keep calm que no todo es ostentación y vidas perfectas entre las madres influencers, a veces, aunque sea de manera colateral, las madres survivers aprendemos algún tip que una puede aplicar a su vida, como esta maifren que yo ahí siempre quejándome de que no tengo tiempo de leer y va la tía y tiene una idea de genio:

apañusqui

Con un par se ha pegado los libros en la pared del rollo cabecero. Oye, que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma coge superglú, va a la biblioteca y ala, pim-pam-pum-bocadillo-de-atún te monto una librería que lo fliping. Así, cuando la niña llora por la noche y te la llevas a tu cama puedes ir leyendo algo de Shakespeare, de Eduardo Mendoza o el libro de instrucciones del lavavajillas que te compraste hace 1 año y que aún no sabes como funciona. Un must indispensable para todas aquellas madres sin tiempo, que abundan más que los sofás de piel en instagram.

¿Y vosotras qué sois, influencers o survivers?

 

23 comentarios en “Madres influencers”

  1. Yo soy survaiver como tú, no se puede vivir en un constante estudio fotográfico con un retoño de casi dos años porque es IM-PO-SI-BLE. Me he partido con tu post, de hecho creo que somos más las que vivimos en pisos más cerca de Equipo de Investigación que del Hola…
    Las mamis influencers no existen… son de cartón piedra.
    Saludos!

      1. Pues yo más bien creo que son pijas empedernidas a quien les hacen todo, todo, todo y no saben qué hacer con Su vida.
        Yo prefiero ser una surviver que estar tan vacía!!!
        (Y constato que tengo amigas americanas que son exactamente lo que dices, pero no trabajan!!!)

  2. Jajajaja al habla una surviver! Si en mi casa vinieran a robar creo q me la dejarían más ordenadita y todo! Q decimos de limpiar el finde y entre pitos y flautas hacemos menos q lo q ve la suegra! Y la putada es q luego el suegro concretamente se va a hacer aguas mayores al baño de arriba y descubre donde guardas lo q ve la suegra 😱😱😱

  3. Que bueno!!! 😂😂😂 yo soy surviver total! Con uno de 2 años y medio y mellizos de 9 meses mi casa es un campo de batalla o parece arrasada por el tornado que se llevó a Dorothy al mundo de Oz jajajaja.

  4. Jajajaajja, ay me meooooooooo…
    yo soy surviver como tú pero a veces me curro las fotos, ajajajaja…
    Un día, cuando esté currándome una foto de comida, grabaré a maridín gritando cual poseso ” que tengo hambreeeeeeeee, trae ya el plato y déjate de fotos leñessssss”, ajajajajajaja…

    Pero repito, surviver forever…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s