HUMOR

Mi Black Week

Apreciados maifrens,

La peste bubónica, esa epidemia que  mató entre 70.000 y 100.000 personas en Inglaterra y que luego mutó a peste negra en Europa, arrasando a su paso como si fuera un huracán, llegó al organismo de la de Albacete 653 años después, para derrotar su sistema inmunológico y la esperanza de vida a sus padres, en medio de una huelga de médicos del CAP, unos días de diluvio universal y un sorteo marital para ver quién es el guapo que falta al trabajo para quedarse con ella.

Lottery

Eso, como no, esa semana que en el trabajo te piden para ayer uno de esos proyectos que tienes pensar y redactar de más de 7 páginas, con su contenido, sus colorinchis bonitos y con una lógica y un saber hacer que sólo pensar en el título me daba en shock neurológico. Súmale, que la vida no es fácil, un libro que tenía que entregar en noviembre del año pasado y que sólo me faltan 4 capítulos para acabar (si mi editor está leyendo esto: #TeQuieroTío), una montaña para lavar que tenemos que subir con un sherpa para coronarla, una nevera más vacía que el cráneo de Donald Trump, una niña con una peluca frondosa nivel Bosque de Sherwood y una plaga de piojos y liendres que ríete tú de las de Egipto.

picat

Mi madre, que es una mujer muy solidaria, para que no me sintiera sola en mi desgracia, decidió hacer patinaje artístico por la calle aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que la calle con la lluvia se convierte en una pista de hielo, y se metió un meco a lo Humor Amarillo rompiéndose la muñeca al instante.

El jasban, que en su tiempo libre es príncipe azul pero en su horario laboral es un freelance del Bangladesh Audiovisual, estaba terminando un proyecto, con lo que el mayor tiempo de pringada en horario laboral me tocó a mí con una niña que se tiene que quedar en casa, y ya en mi tiempo libre, con otra que sale del cole como si saliera de after con  el sistema nervioso sacando humo gracias a la abolición del momento siesta.

nervous

Espera, que sigo, la de Albacete está en época de crecimiento exprés, así que coincidiendo con las enfermedades varias, le salió también un sarpullido en el gormiti con el que tenías que cambiar el pañal como si desactivaras una bomba en Iroshima, porque ¡oh gracias naturaleza! la piñata decidió sacar ya cuatro piezas de golpe.  Y con esa actualización de la boca empecé a experimentar una cosa que con la de Murcia nunca me había sucedido: la tierna y preciosa sensación que produce (redoble de tambores) ¡que te muerdan un pezón! GRACIAS POR ESTE SUEÑO.

scared

Que la de Murcia decidió destetarse sola a los seis meses, pero la de Albacete está alargando el momento porque no quiere ni oír hablar del chupete. Qué, ironías de la vida, la de Murcia ahora lleva todo el día bajo amenaza de rabieta a lo exorcista si mencionas dejarlo sólo para la noche y que estamos trabajando en una disciplina positiva y madura  a lo “si le das el chupete a los reyes te traerán un super regalo”. Que de momento funciona menos que ponerle nocilla al brócoli, también te lo digo.

Eso sin tener en cuenta que mis neuronas han dejado de hacer sinapsis entre ellas, seguramente están mirando el Smartphone, y he experimentado GREAT MOMENTS como ir a comprar al súper y al pagar darme cuenta que no me he llevado el bolso, ir a buscar a la de Murcia al cole y por el camino, cuando ya no tienes tiempo de maniobra, darme cuenta que la gangrena que siento en los brazos es consecuencia de que me he dejado el carrito o  otras bullshits para sabotear mi  día a día, que a veces me da por ser mi peor enemiga.

i hate you

Y como colofón final, aunque lo he estado padeciendo en silencio voy a hacerlo público, una amiga que hizo su aparición estelar en el  postparto  y que con la mala vida, la cantidad industrial de cafés para poder aguantar el día a día y que en lugar de cantidades industriales de fibra engullo Suchard sin masticar mientras todos duermen, placeres de una surviver, se ha puesto en percentil 100 y estoy pensando en añadirla al libro de familia.

Así que amigos yo sí que he pasado una BLACK WEEK y no los marichochos del Amazon.

image1

Besis.

7 comentarios en “Mi Black Week”

  1. Mi semana ha sido una mierda alotof, pero comparada con la tuya he estado en el paraiso… Las black weeks las sufrimos todas, no estamos solas, gracias por recordarmelo!

  2. Yo también he pasado la semana con mi peke, que también ha estado toooooda la semana mala (en concreto empezó el viernes de la semana pasada, justo el dia que íbamos a dejar a los niños con mis suegros para -juas, juas |- ) …- pasar medio finde pseudo-romántico, con lo cual tuvimos que recoger cable y anularlo) y como en este maravilloso país no hay licencias para este tipo de contingencias tuvimos que ir trampeando… Pero al leer tu post veo que siempre hay alguien que está peor 😛

    Ánimo, que seguro que tu también encuentras a alguien que esté pero! jejeje…

  3. Tu editor por fin leyó esto. Muchas gracias , pero ahora…. ponte a darle caña a esos cuatro capítulos (jajajaja). Ante todo hay que ser personas, y además estoy seguro de que quedará genial! (Nota; la próxima vez mejor me mandas un wasap). 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s