HUMOR

De Rodríguez

 

Apreciados maifrens,

Que los kilos del postparto los pierdes con la lactancia es una bullshit que corre como la pólvora de padres a hijos para que hagas subir la natalidad y ellos puedan cobrar sus pensiones. Que en esta sociedad nada es gratis y todo viene con letra pequeña y asterisco.

Pero una, cuando ya está en medio del fregado y en el embarazo ve que le engorda el culo como si no hubiera un mañana, se ilusiona pensando que con dar de mamar aquello bajará solo hasta ponerse igual que cuando eras adolescente. BAD NEWS, MAIFREN. Eso te queda en pellejo medio muerto que no lo revive ni haciéndole el bocaboca los de Anatomía de Grey.

grey 3

 

Por ello, en esta entrada os explicaré como he perdido las puntas de los croissanes que me metí entre pecho y espalda durante mi embarazo. Y cuando digo las puntas, quiero decir las puntas, que el resto se ve que mi cuerpo lo guarda almacenado en los abdominales, a lo armarios del IKEA, vaya a ser que ocurra una catástrofe y no tenga nada con lo que alimentarme.

En fin, el primer secreto para adelgazar es que vuestro príncipe azul os tenga que abandonar durante tres días para ir “a trabajar”, o lo que es lo mismo, dedicar 10 o 12 horas a terceros y luego ir a tu habitación del hotel a tocarte el gormiti mientras ves la televisión y duermes del tirón. Que los trabajos fuera de casa son el SPA de la maternidad. Y el que pilla más que Sergio Ramos es el que se queda sólo ante el peligro durante tres días.

TRES DÍAS

..THREE DAYS..

 

scared

El segundo secreto, es ir tarde a todos los sitios con el carrito derrapando, increpando a los transeúntes que van a uno por hora en medio de la acera… ¿¿SERIUSLY??… Y pisándole los juanetes a las viejas que meten la cabeza dentro del carro y te preguntan:

¿Es niño o es niña?

Es NIÑA marichochi, si fuera niño no le hubiera puesto pendientes…

¿Capisci?

200

El tercer secreto para perder peso es intentar no perder la paciencia cuando tu hija te monta un pollo de dimensiones estratosféricas mientras intentas vestirla post baño y sólo se calma cuando encuentra objetos punzantes y que llevan la palabra “muerte” escrita en los laterales. Y ahí, entre la lucha de sacarle el paquete de toallitas de la boca, o la crema del culete del esófago, tienes que hacer una coreografía más medida que la de una cheerleader, para ponerle el pijama en dos movimientos mientras le peinas la pelusilla con la lengua.

baby 6

El cuarto secreto para adelgazar, es darle la papilla a tu pequeño alfajor, que cierra el boquino en plan hermético y allí no entra una cuchara ni haciendo palanca. Así que tienes que recurrir a tus dotes de “miliki” para que se ría y ¡ZAS! cucharada de cereales en el esófago para asegurarte que no lo escupa.

Luego está también el adelgazamiento por estrés, que estando sola los tiempos de ir al baño y leerte todas las etiquetas de los champús con los que aprendías palabras en portugués como “caracois perfeitos” han pasado a la historia, ahora entras cuando ya estás coronada y en tres pujos ya vuelves a estar en el comedor para comprobar que tu alfajor sigue respirando.

shit

Y el último y mejor método para adelgazar es el del malvivir nocturno de una madre primeriza y sola. Que ni duermes, ni vives, ni ná. Y claro, con tanto paseíto arriba y abajo del pasillo pues quieras o no haces crossfit, mumfit y todo el ejercicio que se practique en los gimnasios.

Y así por la mañana te levantas con menos grasa corporal que un ángel de victoria sicret, lástima que entre la guardería y el trabajo pase por una pastelería que tiene shit de la buena, y  me meta un croissant de chocolate de esos que te destaponan los chakras y que te dan un subidón de drogaína necesario para aguantar el día.

Besis.

 

2 thoughts on “De Rodríguez”

  1. Ayyyy! Yo he dado teta a mis tres churumbeles, en ello sigo con mi chiquitilla, y ellos se ponen rollizos y su mama sigue rolliza también!! Sigue mi tripa bolso después de 3 meses del parto… Y no me quejo, que entro en mis pantalones de antes de la preñez, con mi tripa saliendo como Torrente.
    A mí me adelgaza el insomnio y la mala leche que hago de no dormir.
    Y mis polluelos, que cada vez que voy al baño me gritan:”cuanto tardas en cagar mamaaaaaaa!” No tengo ni un momento de paz, ni “ese”, jajajaja

  2. Jajajajaja me meo toa!!! Vaya días más duros habrás tenido!!! Yo a mi niña no le puse pendientes, pa despistar al personal, y ahora aunque vaya con un vestido rosa siguen diciéndome que vaya niño más guapo!! Jajajaja. Lo de ir con la caca coronando es muy propio de madres jajajajaja y que pasión tendrán por los objetos punzantes y potencialmente mortíferos???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s