HUMOR

Metamorfosis de una madre en verano

Apreciadas maifrens,

Hoy quiero hablar de los cambios que he sufrido este verano, como si se tratara de un gusano de seda y su metamorfosis en mariposa, cuando pasé a ser una mujer-trabajadora-madre-Cansada-Pero-Con-Algunos-Principios, que con los pocos elecaseimunitas que tengo tampoco estoy yo para inculcar una educación infantil de vanguardia, a una madre-de-vacaciones-sin-guardería-ni-casales-y-todo-el-rato-con-su-cachorro. Porque sí, pasé por varios cambios significativos que, a lo National Geographic, analizaremos a continuación:

Es finales de Julio tenía ya en mi agenda de MrWonderful una pegatina de una playa con sombrilla (para mi la papelería es como para Paquirrín  un trozo de chísqueic) que ponía… ¡VACACIONES! Y poco a poco preparé mi ausencia de casi 4 semanas en el trabajo… 4-s-e-m-a-n-a-s… ¡4 semanas! con mi lofli marido y mi graciosa (y movida) hija de dos años.

summer

Con la ilusión de una niña la noche de reyes fui tachando los días hasta que…

¡LLEGÓ EL DÍA D!

Oficialmente ¡estaba en modo jolideis! o esa es la ilusión que tenía yo hasta que haciendo un café en modo slow life con mi príncipe azul repasamos un poco lo teníamos que hacer en los próximos tres días: comprar comida pero no mucha porque nos vamos de viaje, preparar maletas, comprar las cosas que faltan, hacer una lista de lo que tienes que llevar para no dejarte nada, dejar pagados gastos antes de irte, sacar dinero y cambiarlo, ir a la pediatra a hacer una ITV a Diana Ross, hacer esas cosas que en el día a día, mes tras mes, año tras año vas posponiendo en una la lista que empezaste cuando estaba de moda sensación de vivir… y cuando creíamos que ya habíamos acabado con los árboles del planeta con tanta hoja para apuntar todo lo que te faltaba para hacer, el dulce de leche señaló a la pequeña mogli que trepaba por las cortinas y dijo…

¿Y con esta, qué hacemos?

niña hiperactiva

Sí, maifrens. Hay que buscar actividades para que la niña desfogue la cafeína que corre por sus venas y la deje con la misma energía que una abuela después de correr un iroman, porque…. redoble de tambores…

¡No hay guardería durante 4 semana!4- S-E-M-A-N-A-S…¡CUATRO SEMANAS!

Ahí es cuando pensé que por fin podía poner en práctica todos esos libros que había hojeado en diagonal sobre “educación para que tu hija no lleve el tanga por fuera de los pantalones” que tenía en mi lista de pendientes, y de mujer-trabajadora-madre-Cansada-Pero-Con-Algunos-Principios muté a madre-de-vacaciones-y-entusiasmada-con-educar-a-su-cigoto-con-disciplina-positiva.

teacher

Los días de “vacaciones” fueron pasando y en una semana envejecí al mismo ritmo que quince años bisiestos. Sí, en mi intento de poner disciplina en Diana Ross acabé corriendo detrás de ella como Usain Bold pero con lorzas, pelo crepado y poco estilo atlético, para que no la atropellaran, fuera mordida por un perro, le desengrasé con KH7 los dedos después de pasarlos por todas las persianas de los negocios de la ciudad y evité que la encarcelaran los jardineros después de arrancar ocho cientos millones de plantas de los tiestos por donde pasaba, en plan me-quiere-o-no-me-quiere pero al estilo Schuacheneguer. Y todo porque se me ocurrió la genial idea de empezar a ir sin carrito e ir de la mano… ilusa de mi… que esto las veteranas ya saben que se lo enseñan en la guardería. Unos bisness que hay dejar a profesionales del sector, fordayisuscraist! Que acabé con el ictus suplándome en la nuca…

fallo cardíaco

Detrás de ese episodio siguió mi empeño de cambios positivos, esta vez intentando que comiera alimentos que tiene vetados por principios cachorriles como la calabaza, el tomate, el pepino o todo lo que la OMS recomienda en su página web. Un fake en toda regla que nos llevó dos noches en vela intentando hacer palanca en su boquino para introducir una cucharilla de café de degustación, que cuando conseguimos metérselo entre el hueco del canino, nos escupió en la cara acompañado de un “Azó no, é caca”.

baby

En el ecuador de las vacaciones, cuando teníamos contracturas hasta en las pestañas,  nos dimos cuenta que no habíamos enfocado bien el objetivo principal: “las JOLIDEIS también son para los padres”, que en quince días estábamos más explotados que en toda una vida laboral.

Y con esa conclusión llegó una nueva transformación: de madre-de-vacaciones-y-entusiasmada-con-educar-a-su-cigoto-con-disciplina-positiva pasé a convertirme en madre-pagafantas.

Oiga y sin resistirme demasiado.

¿Qué comíamos fuera y la niña no tenía ganas de siesta? Ipad en vena con el “xagan del pi” “el zól zúlé” best moments de “monstruos S.A.” “Toy Story” y otras drogas de la puericultura, mientras nosotros engullíamos sin masticar, para aprovechar los minutos en paz y tranquilidad.

comer

¿Qué queríamos hacer turismo sin una niña retorciéndose en el cochecito por ejercer la delincuencia que corre por sus rizos? Pues le dábamos una bolsa de patatas fritas o un kilo de galletas de chocolate y… ¡mano de santo! Treinta minutos de paz y tranquilidad que te dan para un par de monumentos y hasta una conversación decente con tu dulce de leche.

couple

¿Qué la niña quería que cantáramos en bucle ‘leitgou-de-ElzaAna-favor’ con coreografía nivel abuelo bailando el chachachá, hecha por ella? Pues se canta y se baila aunque estés en la parada del autobús y oigas como alguien llama a los servicios sociales. Se hace. Sin mirar atrás.

dancing

Y sí, este lunes cuando empiece el cole, de madre-pagafantas volveré a mujer-trabajadora-madre-Cansada-Pero-Con-Algunos-Principios, los que me de antes de quedarme en coma en el sofá, y esperaré pacientemente a que las profes de Diana Ross traten el tema del cambio de pañal para vivir en paz y armonía hasta al verano que viene.

zen

 

#LoSientoTías, soy una surviver.

Y vosotr@s, ¿qué tal las vacaciones?

 

 

6 comentarios en “Metamorfosis de una madre en verano”

  1. A tot això suma-li ser una freelance loser que no ha fet vacances i porta dos mesos treballant durant les siestes i per la nit… Guardería ven a mííííí!!!

  2. Como se parecen tus vacaciones a las mías!!
    Con la diferencia de que las casi 5 semanas sin guarde, una se encargó el papi, otra estuvimos los tres juntos y yo llevo ya dos semanas sola con el pequeño dictador (intenso de casi dos años y medio).
    Yo he sucumbido pronto a dejarle comer en el sofá, a las galletas de chocolate y a que Peppa se adueñe de nuestra tele.
    Todo sea por sobrevivir!!!

  3. Sssshhhhhhhhh!!!!!! No se lo digáis al papi, pero he viciado a mis gemeliers de 6 años al Mario Bros , rescatando una consola de casa de mis padres, para poder hacerme la manicura tranquilamente en mi habitación. Seré la peor madre del mundo, pero con unas uñas perfectas. 😅

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s