HUMOR

El día que los Mossos se equivocaron de piso…

Apreciado diario,

Habiendo pasado ya varios días del allanamiento que sufrimos el rioplatense y yo en nuestra humilde morada, ha llegado el momento de explicároslo en esta entrada. Todo lo que relato a continuación está basado en hechos reales y vivido en nuestras multiculturales carnes (las mías un poco más fláccidas que las de mi príncipe azul).

Era martes a la noche y encontrándome sola en el domicilio debido a los altos horarios de mi dulce de leche, me dispuse a empezar con mi rutina facial nocturna y a ponerme mi “aparato Mike Tyson’ para evitar antipáticos bruxismos y dolor en la mollera al día siguiente.

Afortunadamente esa noche dormí con pijama ya que pensé que si lo hacía en pelotas cuando llegara el rioplatense le podría llevar al equívoco y pensar que era una insinuación de bienvenida al hogar, cosa que me obligaría a desvelarme y tener que hacerle una llave de judo para dejarlo inconsciente.

bruce lee

Mi príncipe azul llegó pasadas las dos de la mañana y al ver que el pijama que había escogido para la ocasión tenía más pelotillas que el Roland Garros, pilló el concepto y se durmió a mi lado en modo cucharita.

Así dormimos plácidamente unas tres horitas en paz y tranquilidad hasta que un ruido nos levantó de nuestro letargo:

Antifaz

Ante nuestra atónita mirada el parqué de nuestro piso era pisado por unas ocho personas encapuchadas y con linternas, tres de ellas se quedaron en nuestra habitación y una sujetaba al rioplatense para mantenerlo en la cama, mientras las otras chillaban cosas incomprensibles e iban por el pasillo manchando descuidadamente mis paredes recién pintadas.

RuyRodrigo y yo, que no sabíamos que estaba pasando y sólo veíamos a encapuchados que nos enfocaban con unas linternas, hicimos lo único que podíamos hacer:  GRITAR COMO PERRAS

gritar

Pasaron unos dos minutos que parecieron tres horas mientras nos desgañitábamos, hasta que por fin alguien dijo:

– Tranquilos, policías.

¿Hola? ¿Y no lo podrías hacer dicho ANTES?

Ellos dicen que lo dijeron cuando nos rompieron la puerta, puede ser, pero teniendo en cuenta que ESTÁBAMOS DURMIENDO cuando allanaron el domicilio, pues miratúpordonde que sólo oíamos gritos.

Cuando POR FIN nos enterábamos que nuestros invasores eran los mossos de esquadra, nos calmamos un poco y les empezamos a preguntar qué estaba pasando.

Fue en ese momento cuando POR PRIMERA VEZ encendieron la luz y me preguntaron por un nombre.

– Vive aquí (FULANITO)

confused 4

Les dije, con mi aparto dental aún en la boca, que no me constaba super-para-nada que una tercera persona viviera en nuestro nidito de amor.

Luego me hicieron preguntas más personales sobre el susodicho dándome cuenta con ello que el nuevo vecino que se había instalado hacía un par de meses, ese que siempre saludaba, coincidía con la descripción.

Fue en ese momento cuando se dieron cuenta del error:

…Musica de suspense en plan los hombres de Harrelson….

SE HABÍAN CONFUNDIDO DE PISO.

face palm

La reacción de todos fue mirarse entre ellos en plan ‘La hemos liado parda’ y sacarse los pasamontañas. El ambiente hostil y el trato antipático que había tenido lugar hasta ese momento, se volvió un entorno amable y de disculpa.

-Ahora volvemos a explicaros lo que ha pasado  -Dijeron

Y ala, otra vez el pasamontañas y con un seis y un cuatro le rompieron la puerta y le jodieron el sueño al vecino, a lo que yo pensé que si este tío era un Breaking Bad como Dios manda, la droga ya estaría en las alcantarillas de la Barceloneta.

Más tarde nos pidieron disculpas y dijeron que todo lo pagaría el seguro de los mossos de esquadra. Una verdad a medias, ya que era mi propio seguro el que tenía que contactar con el seguro de los mossos, y así nos solucionarían la puerta y las paredes manchadas. Después de veinte llamadas y tener que explicar la situación a mil personas diferentes, aún estamos esperando que lo resuelvan, y mientras entre los seguros se reclaman cosas, las huellas digitales de los mossos siguen estando en nuestra pared de la habitación. Ahora dicen que nos pagarán unos 5o euros para que lo volvamos a pintar.

hola, no me llega ni para invitar al pintor al macdonals. BESIS

En fin a lo que íbamos, tres días después del suceso volvió el vecino con una carta del juez que dice que está en libertad SIN CARGOS.

Exacto, con dos cojones. Así que parece que todo fue por nada.

Qué majos.

policía

Totally, que desde ese día nuestro nidito de amor está cerrado como un búnker, no porque tengamos miedo de los ladrones ni a los narcotraficantes, para nada, tenemos miedo que las autoridades vuelvan a equivocarse de piso.

Besis

P.D. Si Spilberg o Bayona quieren hacer una peli sobre nuestras vidas, pueden contactar conmigo por mail.

1 thought on “El día que los Mossos se equivocaron de piso…”

  1. “Afortunadamente esa noche dormí con pijama ya que pensé que si lo hacía en pelotas cuando llegara el rioplatense le podría llevar al equívoco y pensar que era una insinuación de bienvenida al hogar, cosa que me obligaría a desvelarme y tener que hacerle una llave de judo para dejarlo inconsciente.”

    AAAAAAGH!!! quina maldat més gossuna !!! formes part del 60-70% de les dones que sou aixi de dolentes i maquiavèliques. Menys mal que encara queden el 30-40% que no son com tu…i totes les demés. Mira mira mira… me salen granos de escuchar estas cosas. Me recuerdan a mi separación. Desde entonces solo conozco mujeres del porcentaje restante

    http://www.20minutos.es/noticia/2289425/0/estudio-revela-mujeres/prefieren-domir/antes-tener-sexo/

    petonets

    T.R.T.

    http://tiriti.tumblr.com/archive

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s