HUMOR

Anuncio de Vagisil

Apreciados publicitarios de vagisil:

Andábame yo ayer por la noche viendo la televisión de reojo cuando por casualidad me topé con un anuncio de su marca en el que una hija y le dice a su madre:

-Mamá, a mi edad te picaba… ya sabes… ¿ahí?

anuncio

Cómo mujer que ha sufrido de picores urticarios en los bajos, déjenme pasarles un par de notas para que en el próximo espot lo tengan en cuenta y pueda ser más verídico.

1- Si la niña sintiera picores vaginales de verdad, no estaría tan tranquila sentada en su cama hablando con serenidad a su progenitora para explicarle el problema, si no que estaría rascándose como un mono y la madre habría ido a su habitación para averiguar la procedencia del olor a chamusquina. Porque SÍ, EFECTIVAMENTE ESTAMOS HABLANDO DE UN PICOR QUE SE TE METE EN EL CEREBRO. PICA-PICA. Y COMO MÁS RASCAS, MÁS PICA. Y es un bucle infernal que te lleva a dejarte los bajos al rojo vivo.

2- En segundo lugar me gustaría puntualizar que cuando más te pica más palabrotas salen, ya que el control de tu serenidad se ha esfumado tan rápido como la sensación de alivio. Así que creo que seguramente hubiera sido más acertado decir:

– Mamá, me pica el choto

O incluso, teniendo en cuenta que la niña está en plena adolescencia:

-Joder mama me pica el puto choto.

Porque si algo caracteriza a esas edades es el vínculo sincero que una tiene con su madre. Y además es necesario identificar bien la procedencia del picor para que quede claro de antemano, ya que sin ir más lejos when I was young, tuve que ir de urgencias porque había empezado con unos profundos picores vaginales.

Me acompañó mi madre, que se le escapaba la risa por lo bajini cuando mi cabreo por el picor iba en aumento.

Nos quedamos en la sala de espera rodeadas de gente y por delante de mis narices pasó un doctor con más años que matusalén.

– Con la suerte que tengo seguro que me toca este… -Le dije a mi madre que estaba centrada en su propio ataque de risa.

Efectivamente el penúltimo aliento del doctor Matusalén fue para decir:

– ¿Mrs Layunta?

A lo que mi madre explotó en carcajadas y yo con cara de cabreo y rascándome como un mono lo seguí por los pasillos del hospital.

perro rascándose

-¿Qué te ha pasado? -Dijo él con un timbre de voz de ultratumba.

– Me pica mucho ahí abajo -Dije yo esperando que mis palabras le provocaran un ataque cardíaco irreversible.

-¿Ahí abajo dónde? ¿En los tobillos?

Eh aquí el malentendido que esta expresión dio al colegiado, a lo que tuve que apuntar:

-No, en el chumino.

Él no se inmutó y sólo dijo:

-Bájate las braguitas.

Podría haber dicho desnúdese. O baje la ropa interior. O bájate las bragas, pero no, dijo BRAGUITAS.

ecs

Después de investigar a fondo mi pavo real sentenció que eran cándidas, y me envió a comprar su crema y hacerme unos checo-checos antes de dormir.

Por ello les digo, que como target de su crema milagrosa les pido un poco más de veracidad y no frivolizar con un tema tan delicado. Porque “ahí abajo” pueden ser los pies, las pantorrillas o los juanetes, y lo que le pica a esta adolescente es EL CHUMINO.

Besis.

9 comentarios en “Anuncio de Vagisil”

  1. obviously like your website however you need to check the spelling on several of your posts. Several of them are rife with spelling issues and I to find it very bothersome to tell the truth on the other hand I will definitely come again again. gadbddkbebfd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s