Sin categoría

Lunes lunero

Apreciado diario:

Esta mañana me he levantado a las diez cero cero de forma pacífica y sin demasiados altercados.

RuyRodrigo seguía inconsciente en la cama mientras yo plasmaba mis huellas digitales en mi ordenador hachepé Gé62.

Una vez el argentino ha empezado a emitir intermitentemente sonidos roncos a altos decibelios, he decidido unilateralmente y como único portavoz consciente de nuestra relación sentimental, despertarlo al grito “Qué-vas-a-llegar-taaaardeeeee”.

Una broma que los veteranos del INEM hacemos a los novatos,  con gracia para todos los que estábamos en la habitación principal (osea una servidora) y antipatía para el rioplatense que se ha levantado al son de mis grititos con cara dormida y en una pose atlética que denotaba su elasticidad y flexibilidad a pesar de sus treinta y muchos.

Una vez las tensiones de nuestro hogar se han disipado y hemos desayunado las cuatro cosas que aún no habían caducado de la nevera, nos hemos activado para hacer las rutinas que tenemos cuando los dos conyugues estamos afiliados al INEM.

1- PROVISIONARNOS DE LOS INGREDIENTES NECESARIOS PARA VER LAS NOTÍCIAS

2-  ENVOLVER A RUYRODRIGO EN PLÁSTICO DE BURBUJAS.

Debido a los recortes sanitarios de Rajoy, privando de sanidad gratuita a los foráneos, antes de salir de casa envuelvo al responsable de mis suspiros para prevenirlo de los daños externos.

3-  USAR LA RUTA ALTERNATIVA PARA NO PASAR POR DELANTE DEL BANCO:

4- IMPREGNARNOS DE PROGRAMAS DE TELEVISIÓN QUE HAGAN SENTIR QUE NUESTRA VIDA NO ESTÁ TAN MAL:

Estando a principio de la mañana, y preparándonos para disfrutar de la inactividad laboral que padecemos, entre la angustia y la ansiedad nos despedimos de nuestra crónica de hoy.

Atentamente:

Siempre tuya:

2 thoughts on “Lunes lunero”

  1. Hola, Ali. Ayer ví a tu hermana y te confundió con ella. (Sí, ella misma se confundió contigo, que tiene huevos el asunto) ah y me llamó tres veces mariccong. Por cierto, si algo me sobra es plástico burbuja. Y paracetamol.

  2. Ambipur!!!! Verás tenemos la genética y el adene partido en dos, y esto no causa algunos drops cerebrales del estilo “¿Eres tu? ¿O soy yo?” y abusar de la palabra “maricong”.
    Por cierto, puede que te pida un rollito de uno de burbujas, que el argentino tiene mucho tupé y es difícil de tapar.
    Besos, maricong!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s