MATERNIDAD

Amigos y maternidad

Apreciados maifrens,

¿Quién hubiera dicho que la enorme transformación que vive una cuando pasa de ser pareja a familia, también afectaría a la amistad? Algunos amigos van, otros vienen y otros siguen ahí porque les da igual que vayas con ojeras, canas y que no estés al día del programa del Primavera Sound pero sí el de Baby TV. Sólo con que saques de tanto en tanto tiempo de calidad para ellos, y cuando digo calidad me refiero a charlar sin estar a lo Leticia Sabater con un ojo en la conversación y otro vigilando a tu cachorro, te siguen queriendo y aceptan tu nueva tú.

Bien, pues hoy quiero tocar el tema de la transformación que ha sufrido mi grupo de amigos:

MARICHOCHI’S FRIEND’S FOREVA… ¿ANEVA?

aneva

 

Todo empieza en el momento en que anuncias que tu genética está en fase reproductiva y que tus kilos de más y ojeras hasta el suelo tienen un motivo: en unos meses de tu gormiti saldrá un nuevo ser humano a escala real, con sus pestañas y sus cosis de serie handmade. Ahí ya intuyes quienes son las amigas a las que les hace ilusión y te avasallan a preguntas en plan wikipedia’smum y los que la noticia les deja la misma cara que si les hablaras de la operación de juanetes de la vecina del sexto.

Really

Y casi sin darte cuenta, a lo selección natural darwiniana, los nuevos cambios de tu estado maternal provoca algunas modificaciones en tu grupo de amigos: algunos se adaptan, otros desaparecen porque el entorno se vuelve hostil para ellos, otros se transforman y hasta puede que se sumen a tu nueva condición y llegan nuevos amigos con los que compartes trucos y lamentaciones por el malvivir maternal que has conocido el parque, en urgencias pediátricas o en la cola del supermercado en plena enajenación mental.

Aquí os dejo un pequeño resumen de la transformación que ha sufrido mis círculos de amistad:

Están los #SocialFriends:

Aquellos amigos que se han quedado en el mundo virtual 2.0 y que sabes de ellos por las redes sociales, pero con los que nunca harás un café offline. Que vuestras conversaciones son a través de tus fotos de facebook con las que fardas de hija (porque está tope de bien hecha, vale?) en los que os decís “oye, nos tenemos que ver” “sí, tía,claro, cuando quieras!” y allí pasa una bola del oeste digital del tamaño de un culo Kardashian hasta que en otra foto de sus vacaciones en Grecia le vuelves a poner un laik. Y es que la tía era tope de maja, pero ahora tienes menos que ver con ella que un instagramer con una café solo del bar de la esquina.

instagramer

Los #ByeByeFriends:

Aquellos amigos itinerantes con los que te lo pasabas genial cuando salías de fiesta sin canguros, sin responsabilidades y con el alkasenser en el bolso. “Oye, que me he enterado que en la sala biquini se hace un concierto de rap” pues allí que te ibas tú con la gorra del revés y el tanga por fuera de los pantalones, sin criterio ninguno porque lo más cerca que habías estado algún día del rap era viendo el Príncipe de Bel Air.

principe

Esos amigos que siguen exactamente igual que cuando los dejaste, con el tanga fuera de los pantalones, la gorra del revés y con nuevas compañías que no son tú y que en su vida han oído rap pero que fueron fans de Will Smith y que se apuntan a un bombardeo, porqué total para quedarse un viernes en casa…

Los #NíusFriends:

Los níus friens son aquellos muertos vivientes que a lo walking dead te encuentras en sitios que antes no sabías ni que existían. El parque, la guardería, bares baby friendly y otros lugares del malvivir maternal dónde la cara de zombi y la mala vida en la cara provoca, a lo tinder, un supermach con conversación casi sin darte cuenta con un vocabulario exclusivo: “¿cuánto tiene tu hija? veinte meses tres semanas, dos días y tres horas.” “¿Le has puesto la bexcero? Estoy en lista de espera de cinco años bisiestos” “¿Duermes por las noches? ¿Qué significa dormir? jajaja” y otras bromas que a lo Big Bang Theory sólo le hacen gracia a los frikis que están pasando lo mismo que tú.

nius friends

Los #WorkFriends

Son los amigos del trabajo que casi nunca ves fuera del recinto laboral, pero que saben tu vida porque a la hora del café los acribillas con todo el arsenal fotográfico que has hecho a tu hija durante el fin de semana y que no tienen suficiente confianza como para mandarte a Galicia a pescar percebes. Son con los que disfrutas tranquilamente de un café y una conversación que no es sobre pañales y con los que te metes en reuniones en las que parlotean mientras tu estás con el cerebro en render asintiendo con cara de guiri, que para una madre eso es como dormir a pierna suelta.

sure

Los #TransformersFriends

Aquellos amigos que antes o después deciden ampliar la familia y mezclar genética. Algunos ya formaban parte de tu círculo íntimo, otros los conocías desde lejos pero la nueva etapa te une en forma de grupo de whattsap con los que quedas, ríes y lloras, te pasas información importante o tips necesarios para sobrevivir. Estos grupos se caracterizan por tener mil quientos millones de archivos multimedia y multitud de consejos que podrían recogerse en una enciclopedia.

moms

Los #AdaptationFriends:

Esos amigos que el reloj biológico les interesa lo mismo que a tu hija las espinacas, pero que se adaptan a tu nuevo estado y siempre están allí para lo que necesites. Te ayudan cuando estás de rodríguez para que puedas secarte el pelo con dignidad, se quedan de canguro para que puedas irte con tu príncipe azul a cenar y se lo curran para que tu cachorro tenga también una amistad con ellos como ente independiente de ti. Se caracterizan por tener que escuchar una vez al día la pregunta ¿y tú? ¿para cuando? o el tiempo de cocción del arroz y sin darse cuenta te enseñan que la amistad es mucho más que quedar para ir al cine o a cenar, es estar en los gut moments y en la fucking shit.

boda

Y por ello, porque la amistad no es sólo recibir si no también es dar, con RuyRodrigo nos guardamos turno de tanto en tanto para sacar tiempo e ir con ellos a cenar/conciertos/teatro. Porque ser madre es lo mejor indafaquinguol pero ser tú misma y pasar tiempo con los tuyos, aunque sea dos horas al mes, te hace llenarte de energía como si te hubieras metido un redbull doble con metanfetamina para seguir la semana gastando elecaseimunitas destrás de tu cachorro.

y los #VirtualFriends

A la mayoría os conozco como perfiles de facebook o de instagram, comentáis posts, los compartís en vuestros muros y charlamos en un mundo virtual en el que parece que nos conozcamos de toda la vida. Algunas, incluso, nos hemos puesto cara in de ríal laif encontrándonos por la calle porque me reconocíais a mi o la señora de Murcia, y contándome cómo os reís con mis crónicas y diciéndome que algún post os ha hecho tanta gracia que lo habéis compartido con los grupos de guatsap de padres del cole. Eso, amigas, aunque yo soy tímida y no se muy bien como reaccionar, te da gasolina para sacar tiempo de entre las piedras y seguir escribiendo mis miserias. Una, incluso, al saber que estaba mal del lumbago me han dado el nombre de un acupuntor que con-un-seis-y-un-cuatro ¡me ha dejado la espalda como nueva!

happy

De un modo u otro hemos creado una comunidad de marichochis o madres survivers en la que, virtualmente porque no hay tiempo físico para más, compartimos penas y alegrías en el largo camino de la maternidad.

Y eso, forma parte de mis friends, con los que los viernes nos tomamos un respiro para pegarnos unas risas y alejar el concepto de “madres perfectas” de auar laifs.

mum

Así que a todos mis maifrens que menciono en el blog, hoy tengo una cosa que deciros:

#OsQuierTíos

love

Besis.

 

7 thoughts on “Amigos y maternidad”

  1. Ooohhhhh!!!! M’has fet recordar quanet vaig trobar en persona i et vaig comentar lo mooooolt
    K magrada el teu blog. Segueixo sent lectora fidel cada divendres!! Per molts molts posts mes!!!

  2. Que interesante reflexión! Lo que cambia la vida!
    Los #AdaptationFriends yo los llamo Pank! Profesional Aunt No Kids. Titos (de sangre o no) molones sin hijos.

  3. Mother of God! Y te conozco ahora, a pocos días de desalojar de mi cuerpo a mi primera cría de humano. Y me has hecho reír tanto que he entrado en ese bucle maligno en el que vivimos las embarazadas:
    carcajearte como una nutria con cándidas > mearte toda encima > lloros desconsolados (normalmente con la boca a petar de bollycao). GRACIAS POR ESTE SUEÑO.

    Voy a seguir leyéndote en modo Netflix, a lo binge watching, sólo quería decirte que te ailoviu muy fuerte. Y que, como diría aquel, aquí tienes “una admiradora, una esclava, una amiga, una sierva”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s