Sin categoría

Otra vez martes.

Apreciado diario:

Esta mañana a las siete cero cero  el despertador de RuyRodrigo ha empezado a desgañitarse.

Con el buen rollo matinal que caracteriza a una chica que vive de lleno en las mieles del enamoramiento como yo, me he levantado y he llamado a los Mossos d’Esquadra para denunciarlo por alteración del orden público y allanamiento de morada, dándonos cuenta con ello que mi voz había adquirido un sospechoso tono a lo Eros Ramazzotti.

El argentino, asustado, me ha hecho un exorcismo de andar por casa, pero ya sea por la falta de fe o por tener agua de Bezoya y no bendita, la cosa no ha funcionado y ha llamado al 061 cuando ya empezaba a entonar el estribillo de “Piu Bella Cosa”.

(Mujer del 061) –Buenos días.

(RuyRodrigo) –Esteeeee Buenos días, creo que mi chica ha sido poseída.

(Mujer del 061) –Bien. Debido a los recortes de sanidad no tenemos médicos ni sacerdotes, así que le paso la llamada a un estudiante de primer curso de veterinaria.

… MÚSICA DE ESPERA…

(Estudiante de veterinaria) – Por lo que me cuenta, su mascota tiene una enfermedad infecciosa viral con claros síntomas principales de estornudos, secreciones a lo Darth Vather y ojos llorosos, llamada familiarmente constipado de cojones.

(RuyRodrigo) – ¿Y la “resseta”?

(Veterinario) – Rece tres ave marías y cómprele un paquete de kleenex. Antes de colgar, y para que el gobierno se ahorre unos eurillos, estamos haciendo una fusión con el 1004, así que ¿tiene usted Adesele?

El argentino, dándose cuenta de que la gravedad del asunto no era tan grave, ha colgado el teléfono y ha ido a ganarse nuestro pan con el sudor de su frente mientras yo excretaba flemas de forma poco glamurosa.

La mañana ha transcurrido entre contracciones espasmódicas, repentinas y repetitivas de la caja torácica, secreción mucal y expulsiones bruscas, potentes e involuntarias de aire a través de la boca.

La cosa ha ido a peor, cuando mi barriga ha empezado a padecer claros síntomas de fallo orgánico múltiple. A la vista de los nuevos acontecimientos, me he visto obligada a hacer algo que NO hay que hacer en estos casos. Algo que debería estar penado por la ley. Un error que no tendría que haber cometido jamás de los jamases: HE BUSCADO LOS SÍNTOMAS EN EL GOOGLE.

Y si amigos… tengo LUPUS.

Así que dejo en testamento público el legado de mis bienes repartidos:

“A Ruy Rodrigo le dejo mi blog y mi silkepil, y a mis padres el cesto de la ropa sucia. Las deudas con el banco se las dejo a Mariano Rajoy, que ya entiende de estos menesteres.”

Gracias a todos los demás, ha sido un placer compartir esta vida con vosotros.

SEE YOU IN ANOTHER LIFE, BROTHA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s