Apreciado diario,

Ayer tuve una nueva clase sobre los pormenores que lo ocurren a un mamífero equisequis, cuando trae al mundo un cachorro para aumentar la natalidad.

Y es que maifrens, esto de la maternidad tiene más efectos colaterales que una peli de “Txuartxeneguer”, que si te pensabas que con el parto todo llegaba por fin a la normalidad…

No 2

Estabas MUY EQUIVOCADA…

Que según el powerpoint que nos puso ayer la matrona en la clase de preparto, aún te queda lo peor:

EL VIETNAM DE LA REPRODUCCIÓN, EL INFIERNO DE LA PARTURIENTA, lo que viene a ser…

E-L -P-O-S-P-A-R-T-O

Que es como ser los brangelinos de la sociedad española y que te salga un hijo a lo Paquirrín. Unos daños colaterales con los que tienes que convivir forevaneva y que nadie se esperaba. Una mala suerte, BAD FORTUNE, que arrastrarás toda la vida.

Totally, que ayer la comadrona nos explicó que una vez te han explotado los genitales y te han cosido las vergüenzas, toca la hora de destrozarte los pezones. Que se ve que en el embarazo y la lactancia no puede sobrevivir ningún centímetro carnal que te recuerde que un día fuiste veinteañera. Negativo. Nada que demuestre tu anterior faceta de humana.

zombie

E inmediatamente después del parto, te dan al cachorro para que le des tu pezón a modo de ofrenda mientras tu reclamas poder dormir al menos quince minutos, que tienes más agujetas que en una clase de spinning.  Pero no, el cachorro te reclama RAITNAU y ahora eres madre, adiós a tu vida propia y a tu independencia…

bye bye

Así que mientras vienen a verte al hospital todos los amigos y familiares del facebook, tienes que sacarte la teta y posicionarla con una estrategia matemática de logaritmos neperianos, que permita que el cachorro succione bien y no te haga una mastitis. Y todo ello bajo la atenta mirada de las que ya han sido madres y quieren/necesitan opinar.

¿Y si pruebas…?

Y ahí se te acumula el trabajo, porque no sólo tienes que dar de comer a tu señor de Murcia, si no que, además, tienes que reprimir tus hormonas e intentar sonreír para que no se vea lo que pasa por tu cabeza:

kill bill 2

Holi, si no tienes el  título de comadrona, SHUT UP MADARFACAR

Porque ahora no sólo eres madre, tienes los bajos explosionados y te están torturando los pezones… no,no… si no que también tienes la regla durante 40 días, con su SÍNDROME MENSTRUAL y sus consecuentes ganas de matar-a-todo-lo-que-se-mueve.

thankypu

Y esto te lo explican 15 días antes del parto, para que tengas unos apuntes que consultar si te entra un brote psicótico y puedas demostrarle a tu príncipe azul que tú no tienes la culpa. Que la culpa es del posparto. Y de la episotomía. Y de la mastitis. Y de las hormornas. Y de la placenta.  Y de la herencia recibida.

Eh, pero tranquilas que dicen que compensa…

Besis.

Apreciado diario,

Cuando una pasa de tener un suelo pélvico de maravilla a mearse encima cuando estornuda, es cuando su ginecóloga se apiada de su treinta y cinco semanas de gestación y le recomienda ir a las clases preparto.

Porque si ya es difícil pasar de ser una chica normal a la Duquesa de Alba en 8 meses, necesitas, por tu salud mental, que alguien te explique el vietnam y las miserias que están por llegar. Que aunque yo le diga a mis amigas que el embarazo es un sueño para poder compartir mis miserias de forma egoísta, es un poco mentira. Pero mi señora de Murcia necesita amigos de su edad, y yo por mi cigoto M-A-T-O.

silence

Totallity, que como soy una madre que sólo se informa por los blogs del estado de buena esperanza en el que se encuentra, me apunté a las clases que empecé esta misma semana. Las clases van enfocadas a explicarte que los 9 meses de embarazo no son nada comparado con lo que te espera. Que esta es la parte fácil mai fren, que el parto está a la vuelta de la esquina y el posparto soplándote en la cuna…

si 2

En fin, a lo que íbamos, después de leer el temario con dedicación como quién estudia la selectividad, decidí que había cuatro clases que para mi eran las importantes y que no me podía perder, y ayer empecé con una de ellas:

EL PARTO

Para aquellas que no tengáis tiempo de ir a estas clases, aquí va un resumen de lo que nos explicaron:

El parto es el periodo en que te explota la vagina para sacarte a un señor/señora de Murcia que se encuentra habitando en tu interior.

Parto

Bien. Hasta aquí ya acojona.

Lejos de ser un aquí-te-pillo-aquí-te-mato, el parto consta de varias fases que te tendrán una media de 24-48 horas sufriendo, sudando como un cerdo y pidiendo a lo yonki unas gotitas de epidural.

More or less, el proceso sería el siguiente:

ANTES DE IR AL HOSPITAL

Bien, ¿te acuerdas de la regla? ¿muchos meses sin veros las caras, verdad? Pues tu tranquila que ahora vienen lo que se llama CONTRACCIONES, que dicen que son una mezcla de dolores menstruales que se caga la perra + que te metan una paliza en los riñones con un bate de béisbol. Oye, pero hay que aguantar sin ni un ibuprofeno ni medio, que hasta que no las tengas cada cinco minutos, eres una loser que tiene que quedarse en casa aguantando.

Si tienes un cigoto hiperactivo puede que tengas más suerte y rompas la bolsa de aguas antes. Que eso no duele, pero como te pille por la calle te meas encima para perder el poco orgullo femenino que te quedaba. Una vez te has meado, tienes que mirar si las aguas son amarillas claro, amarillas oscuras, verdes claro, verdes oscuras… que digo yo que teniendo un parquet rústico, como rompa aguas en casa me pierdo el panetone. Que necesito instrumental de los ceseís para poder determinar si puedo ducharme antes de ir al hospital o tengo que ir oliendo a choto.

CSI

UNA VEZ TE INGRESAN EN EL HOSPITAL

Bien, lo has conseguido. Ahora sólo tienes que esperar una media de mínimo DOCE HORAS DE TU VIDA postrada en una cama, esperando a que la dilatación llegue a tu puerta para poder generar un par de almorranas empujando, y así poder por fin verle la cara a tu señora de Murcia mientras tu pareja está a tu lado, con sus genitales en perfecto estado, su tupé terso como una estalactita y una sonrisa de oreja a oreja. Que digo yo, que eso se merece un bonus ilimitado en vuestra relación de lunes a domingo, incluido festivos, que eres un milagro de Lourdes con patas y le has regalado a tu partener un bebé de 3 kilos mínimo.

De nada.

Y mientras a él le dan la niña limpita para que le vea los parecidos y la entretenga, tu aún tienes que expulsar la placenta, que es como una bolsa del condis podrida, pero más fea.

disgust

Y eso suponiendo que tu periné es elástico, y que no te han tenido que hacer punto de cruz en los bajos para sacar el cabezón de tu cigoto…

amenaza

Lo dicho, UN SUEÑO.

Besis.

P.D. Si mis amiguis están leyendo esto: EH, PERO QUE EL EMBARAZO MOLA MIL.

GREAT

 Apreciado diario,

Cuando todo era campo y la palabra mastitis no entraba en mi vocabulario, fui un Angel de Victoria Secret.

Y no lo digo yo, lo dice mi ropa de verano que cuando la he sacado de la caja dónde estaba guardada para hacer el cambio de armario, me he dado cuenta que si me pongo las camisetas  talla S que llevaba, o le corto la circulación a al Señora de Murcia con las lycras o, si es un poco ancha, me queda un estilo crop top que llevo a mi hija a la intemperie marcando línea de alba y enseñando las amarraderas laterales que me ha regalado la maternidad.

fat

Que eso de que cuando estás embarazada tienes el guapo subido es una mentira, y de las gordas, que con la retención de líquidos, las ojeras de no dormir, los andares a lo Duquesa de Alba y los 10 kilos de más que llevas entre pecho y espalda, pierdes tu forma humana y mutas en camionero, sin maquillaje, con el pelo crepado y la ropa de tu príncipe azul.

roseanne

Así que sin mucho material para pasar el verano, el otro día intenté poner un poco de gracia al asunto y decidí ir de shoppings a intentar recuperar mi yo anterior y a subirme la autoestima, vaya a ser que cuando me conozca el cachorro me rechace y se entregue directamente a los servicios sociales. Yo, que estabas dispuesta a sacrificarme con la lactancia.

Y por ello te armas de valor y vas en busca de ropa premamá, que es como la ropa de las marujas de los noventa, pero con más hombreras y lentejuelas. Que se ve que si estás embarazada no tienes ningún derecho a sentirte guapa, ni a dejar que los demás te vean mona por seguridad nacional. Que un día se reunieron el FBI y la CIA con Amancio Ortega para prohibir que la ropa premamá pudiera ser trendy bajo amenaza de superpoblación del planeta. Que no hay que ser muy lista para darse cuenta. Que si se pone de moda, con tantos cachorros en el mundo, acabamos con los recursos naturales y se caga la perra.

si

En fin, a lo que íbamos, que eliges un par de vestidos que te quepa la señora de murcia que llevas enganchada a los michelines, y te vas al probador llena de esperanzas e ilusión.

CRASO ERROR.

cry

La luz del cuartucho te delata ante el espejo que no sólo pareces la hermana gemela de ARAMIS FUSTER, si no que, además, tus piernas han desaparecido y ahora tu medio de transporte se ha convertido en dos butifarras llenas de celulitis.

Y además tienes papada y bigotes. Porque la luz de los probadores dice más verdades en ocho nanosegundos, que un polígrafo de la gestapo. Y tú, que sólo querías saber si con un par de vestidos de lycra podías salir a la calle sin que los niños te señalen y te llamen señora, que el bulling infantil es muy malo, has descubierto que eres un orco de mordor con menos posibilidades que Ramoncín.

La verdad te ha sido revelada y tienes que tomar cartas en el asunto…

Y es ahí cuando renuncias a seguir teniendo un aspecto decente y te vas directa a la sección de caza del Decathlon para comprarte varios uniformes talla XL de camuflaje, que lo mejor es mantenerse en la sombra hasta que el parto y la lactancia te devuelvan una parte de lo que fuiste.

camuflaje 2

Y rezas a los Dioses del fitness y de la comida detox, que te acompañen en el camino de recuperación para que algún día vuelvas a tener aquello que en una ovulación te arrebataron:

TU CUERPO

Besis.

Apreciado diario,

La reproducción mamífera consta de varias fases , cada una en una patología psiquiátrica diferente, que hace que tu pareja, que antes te miraba con ojos melosos y con el amor chispeteando en su iris, se de cuenta que patológicamente estás muy malamente. VERY BAD, A LOT OF.

crazy

Es por eso que el sábado pasado mi dulce de leche, al que están barajando darle un premio Princesa de Asturias a la PACIENCIA, no movió ni un músculo facial ni corporal cuando lo desperté a las nueve menos cuarto, con la hiperactividad a flor de piel debido a que yo me había levantado a las cinco, y le notifiqué nuestros quehaceres diarios:

Ir a comer un croissant de chocolate para  después…

suspense

IR AL IKEA

El pobre, que ya venía advertido de lo del síndrome del nido por otros padres primerizos, no quiso contradecirme por miedo a que me pusiera melodramática, y aceptó con una sonrisa en la cara para no provocar mi inestabilidad emocional.

Como desgraciadamente no se puede razonar con una gestante de treinta y tres semanas, con el síntoma obsesivo compulsivo para encontrarle un cambiador y una estantería a su pequeña señora de murcia, mi príncipe azul no me pudo advertir que ir un sábado al Ikea con mis hormonas a flor de piel, era como ir al maremágnum a celebrar el fin de año:

UNA MALA IDEA, mala malísima.

no

Porque he de deciros, maifrens, que lo peor de ir al IKEA no es solamente el tour turístico, la cola para avanzar y para pagar, ver como mil parejas rompen delante de la sección de cocina o buscar el tesoro empaquetado en cajas de cartón escondido en los pasillos del polígono… nono… lo peor del IKEA es que hay QUE MONTARLO. BY YOURSELF.

Y sinceramente, como portadora de un cigoto que pesa ya dos kilos, una ciática y dos almorranas, sólo había un candidato para resolver esta misión:

EL RIOPLATENSE 

Que a lo “síndrome de Tourette”, se pasó toda la tarde (y parte de la noche por disgusto de nuestros vecinos) trabajando como si fuera una costurera de Bangladesh, cagándose en sus muertos/muelas/todoloquesemenea cuando se daba cuenta de que la pieza que le había costado atornillar y apretar a lo HULK durante una hora y media, estaba del revés.

angry_2

Y yo, que estaba en pleno esplendor de brote psicótico del nido, a falta de poder manipular productos tóxicos, aprovechaba los ardores para limpiar toda la casa, que con un poco de aliento sacaba más fuego que un dragón de khaleesi y así desinfectaba y dejaba hasta el retrete libre de gérmenes. Vaya a ser que la señora de Murcia salga a lo Mr Proper y se de cuenta que aquí a los ácaros, les ponemos nombre y una correa.

BABY

Eh, pero tranquilos, que dicen que compensa.

Besis

Apreciado diario:

En el tercer trimestre de embarazo es cuando empiezas a tener lo que en la jerga de mi barrio llamamos: DE BAD LAIF, que es una mala vida que no te deja disfrutar de las semanas que te quedan, y que hace que te pases el día arrastrando las ojeras y diciéndole a todo el mundo que te pregunta “como estás”, la misma respuesta:

Muy cansada, a very lot of more nauer.

Ellos te sonríen y te dicen que estás guapa, porque son buena gente y no quieren que te suicides, pero tú conoces la verdad. Retienes líquidos hasta en los padrastros de las uñas y cada vez que ves un espejo huyes como si se tratara de una llamada del 1004. No pasa nada, te repites para tus adentros, sólo quedan dos malditos meses.

Dos meses…

¿Dos meses?

¡¡Dos meses!!!

omg

¡¡OMAIGOT!!

¡¡VOY A SER MADRE!!

Y te acuerdas de algo que has olvidado con la coña de las semanas, los síntomas y las ecografías. Que todo este proceso de maltrato físico a tu epidermis y a tus órganos vitales, tenían un fin: VAS A TENER UN BEBÉ. ¡¡UN BEBÉ!!

¡U-N-B-E-B-É! 

 ¿Y qué sabes tú de bebés? Pues poco, porque aunque estás ya de treinta y dos semanas de gestación, en el CAP no te han dado cita para las clases preparto hasta la semana treinta y seis.

Pero que no cunda el pánico, keep calm and carry on, que hay algo que sí sabes: los bebés salen…

DE LA VAGINA

OMG 3

¿Aún tendré sistema reproductor?

¿O se me habrá caído por la calle?

image1

WHO KNOWS… y es que con las malformaciones que se vive en el estado de gestación, una ya no sabe ni lo qué tiene, ni dónde lo tiene.

En fin, a lo que íbamos. Como, desgraciadamente, la señora de Murcia va a tener que salir de una forma u otra, después de ver tutoriales del youtube sobre partos lentos y dolorosos, he elaborado un PLAN DE PARTO BY MISELF para llevarlo al hospital el día acordado.

Basándome en la leyenda de como matar a la solitaria, la cosa iría tal que así:

1- QUEDARSE EN AYUNAS las 24 horas posteriores a las contracciones

amordazada

2. Una vez el cigoto tenga hambre, PONER UNA NUTRITIVA COMIDA a la altura de la boca de la madre

Kinder

3. Dejar que huela los efluvios del chocolate, y esperar a que salga POR SUS PROPIOS MEDIOS

alien

 Limpio y sin puntos.

Espero que se respete mi voluntad.

Besis.

Apreciado diario,

Siento no haber actualizado el blog la semana pasada, pero estando ya a las puertas de los ocho meses y con una amenaza de diabetes gestacional respirándome en la nuca, ando un poco alicaída. Y cansada. Y hemiplégica.

sad 2

No quisiera aburriros con el vietnam de la curva de azúcar de las tres horas en ayunas, ni de la dieta que tienes que hacer tres días antes para no aburriros con mis miserias, pero sólo quiero que entendáis que la falta de croissants a una embarazada le afecta más profundamente que la separación de los Backstreet Boys en plena adolescencia.

Backstreet

En fin, a lo que íbamos.

RuyRodrigo, que con mi bajonazo en este inicio de tercer trimestre la única teta que ha visto es la de los vídeos sobre lactancia, intentando subirme el ánimo y despertar el interés carnal en mis adentros, me propuso ver una película que últimamente está muy de moda:

cincuenta sombras

Y habiendo escuchado que es un bestseller sobre una tórrida aventura sexual sadomasoquista, nos dispusimos a verla con un triste tupper de lechuga en lugar de grasientas palomitas.

Para los que no la hayáis visto, os hago un breve resumen:

La protagonista es la hija de Melani Griffith, que es una marichochi que tiene cara como de estar incubando la toxoplasmosis.

marichochi

Totallity, que se ve que  la marichochi, a petición de una amiga, se va a una empresa a hacerle una entrevista a un jamelgo con mucho dinero, de esos que están en peligro de extinción.

Y el jamelgo se ve que tiene hipermetropía y cataratas, porque teniendo la oficina repleta de “eingeils” de Victoria Secret haciendo fotocopias, prefiere la marichochina que lleva una camisa hecha con las cortinas de su abuela.

Y le tira la caña. Y a la marichochi, de la emoción, le da una embolia.

dakota

Totallity again, que la toxoplasmósica trabaja en una ferretería dónde casualmente el jamelgo va a comprar muchas herramientas para un cuartito rojo que se está haciendo en casa, y le dice que “qué hace esta noche”. Y la marichochi le dice que no tiene mucho plan.

Y él le dice que podrían tener una cita normal, y  que si quiere la pasa a buscar con un helicóptero a las ocho. Y ella acepta. Y se van a su mansión. Y le habla de un contrato que tiene que firmar. Y ella le dice que se lo pase a su abogado. Y se enrollan. Y la desvirga con menos sensibilidad que Paquirrín escribiendo poesía.  Y como se ponen sinceros, él le confiesa que está muy loqui y que no es muy de hacer el amor, si no que es más de utilizar armas mortíferas en la cama. Que se lo enseñó una novia MILF que era amiga de su madre.

Látigo

Total, que ella en lugar de irse por patas, se entrega a la causa porque está tope inloviada. Y  él le va metiendo palizas para echar un polvo, que me lo hace a mi y lo dejo paralítico en el primer golpe… TRANQUILITO MAIFREN… A ver si te meto yo el látigo por el hojaldre, ya verás tú el orgasmo.

Y el tío que es un poco machista y acosador, se pasa el día siguiéndola dónde va y no dejándole hacer nada que a él no le guste. Y la llama esclava.  Y le vende el coche y le compra ropa. Y la marichochi se pone a llorar porque él no deja que ella le toque.

Y él le confiesa que when he was young tuvo una madre yonki que lo traumatizó.

Y ella le dice que vale, pero que a parte de palizas también quiere carícias.

Y él le dice que se busque colegas.

Y ella se va.

Y antes de coger el ascensor, cuando tú crees que él le regalará un puño americano con diamantes como anillo de prometida, él intenta hacer un petting contra la pared.

Pero ella lo rechaza. Y se cierra el ascensor.

Y ella está llorando.

Y se acaba la peli.

CON DOS COJONES.

En resumen, que si lo que queréis es ver una peli “subidita de tono” con una trama creíble y unos personajes bien trabajados, os recomiendo ir a Pornhub y ver cualquiera que contenga la palabra ‘cheerleader’, y si por el contrario queréis ver una peli erótica con una historia de amor bien trabajada, PORLAMORDEDIOS poneros DIRTY DANCING.

Que parece que la única que disfrutó de esta peli fue el Señor de Murcia, que aprendió a practicar el bondage con mi cordón umbilical.

Besis.

Apreciado diario,

Hasta hace nada, yo era una chica normal. O casi.

De esas que pueden hablar de tres temas diferentes a la vez, de las que se ríen con un chiste verde, de las que no tienen remordimientos cuando comen un croissant normal o de chocolate, de las que montan un pollo cuando han agotado todos los recursos zen que tenían en los chakras, de las que la palabra ecografía y prueba del azúcar les sonaba chino,  en resumen,

yo era como tú, hasta que…

pregnant

ME QUEDÉ EMBARAZADA

Y las hormonas me volvieron ezquizofrénica.

Y no puedo cortarme las uñas de los pies, ni sacarme la matuja de las ingles porque tengo a mi hija pegada en los michelines.

Y apoyo el tetamen en la mesas como una sexagenaria, porque me pesa y empieza a hacerme escoliosis.

Y la gente me mira raro porque hablo sola, cuando en realidad estoy castigando a mi hija cara al útero porque me ha mordido los intestinos.

Y duermo con un cojín de lactancia que parece una compresa, abrazada a él como si se tratara de un novio de la adolescencia.

Y consulto los blogs de las embarazadas que están de una semana que yo, para saciar mi masoquismo sabiendo las miserias que me esperan.

Y cada noche me embadurno las chichas con cremas pastosas para que no me salgan estrías.

Y lo que antes eran tetas de colegiala, ahora son ubres de abuela.

Y camino como Chiquito de la Calzada porque me ha dado la ciática.

Y llevo 7 meses combinando dos pantalones tejanos y tres camisetas porque con lo demás parezco una mesa camilla.

Y me paso el día haciendo ruiditos extraños que provienen de mi estómago y puede que sean eructos. WHO KNOWS.

haha

Pero debo decir que el día que toque fondo como mamífera reproductiva fue una mañana en la que mi ginecóloga me llamó gorda como quién pide el turno en la carnicería.

excuse me

Antes que nada aclararé que cometí un error de principianta, y esa mañana intentando evitar el instinto asesino que me acecha cuando estoy en ayunas, fui a la consulta post desayuno de un generoso bol de cereales, seguido de un plátano y unos litros de agua, que cuando una esta embarazada tiene el cigoto como un habitante del Sáhara que te pide liquidos y comida cada tres minutos. Un círculo vicioso que luego te lleva a ir al baño más veces que un guiri en una discoteca de Ibiza.

Por eso, ese día no calculé que al ingerir el desayuno y algunos alimentos poco saludables el último mes, le podría dar un bonus a mi ginecóloga para llamarme Farruquita.

-Sácate las bambas…

Me dijo la amable enfermera, mientras apuntaba los números que habían salido reflejados en la báscula.

-No quiero saberlo, prefiero que sea sorpresa hasta el día del parto…

Dije yo intenando pensar en otra cosa que me hiciera feliz, como por ejemplo un desayuno grasiento.

Pero sin respetar la voluntad de una MADRE con una depresión PRE-PARTO, la chivata de la enferemera le susurró a la ginecóloga el resultado, y ella dijo en voz alta:

-2 kilos…

-Qué poco…

-2 KILOS EN UN MES, 8 en total… te queda 1 kilo para engordar en dos meses…

– ¿1 kilo?¿Y eso a cuántos croissanes se traduciría?

No fue hasta que empezó a hablar de cuidarse en el embarazo para no quedarte como Paquirrín, que no comprendí la gravedad del asunto.

¿NI UN CROISSANT DE CHOCOLATE?

¿NI UNO?

¿NO ONE?

Pude notar como dentro de mi útero, el señor de Murcia también se veía afectada…

cry 2

RuyRodrigo, que me cogió la mano cómo dándome el pésame, me dijo al salir que no me preocupara. Que algún caprichito me podía dar, pero que la idea era comer de una manera equilibrada hasta que el verano nos traiga una niña preciosa.

-Querrás decir hasta que la expulse de mi vagina.

-Vale, tienes bonus. ¿Quieres un croissant?

yes 2

-De chocolate por favor, y con mucha mantequilla.

Y es que lo importante no es comer sano, sino tener un as en la manga.

Y yo en la manga tengo… UNA HERMANA GEMELA que pesa 8 kilos menos que yo…

Muahahahaha, ¿quién ríe ahora maifren?

laughing

Besis.

P.D. A los inventores de los croissants… #Osquierotíos

Apreciado diario,

Hace unos días fue el día del padre, así que buscando regalos como una posesa sin saber muy bien qué regalar a alguien que aún no es padre pero que está “working in progress”, me decidí por aquello que todos los mamíferos yonkis de su primer cigoto necesitan para saciar su adicción:

UNA ECOGRAFÍA 4D 

applause

y así poder ver, a lo Gran Hermano VIP, como tu pequeña cigoto te araña las paredes uterinas, se come el cordón umbilical, te patea los ovarios asegurándose ser hija única, y sobretodo y ante todo, tener una foto que sonría, bostece o haga una monería con la que empapelar tus grupos de guatsap, tus redes sociales y poner un póster en tu habitación estilo los de 90210 de tu adolescencia.

90210

Y así íbamos nosotros, que estábamos tan ansiosos por ver nuestra pequeña miniyo en pantalla, que desoyendo los consejos de la ginecóloga que me llamó GORDA en todo el careto, hasta me zampé un croissant de chocolate entre pecho y espalda para que la niña nos deleitara bailando el moonwalk en mis entrañas.

-Dicen que va bien para que se mueva…

Le dije al rioplatense en la sala de espera, que tenía ya los ojos brillosos como cualquier adicto antes de su dosis de drogaína. Él me aceptó todo, que desde que soy portadora de un pequeño humano al mundo tengo BONUS PREMIUM en nuestra relación y en lo que a la comida y los quehaceres domésticos concierne.

Nos hicieron pasar rápido y me tumbaron en una camilla estilo enterprice, llena de pantallas en las que poder ver en HD y cuatromil pulgadas el careto del nuevo miembro de la familia, y empezó el espectáculo:

-Vamos a ver a la pequeñita…

Después de embadurnarme la barriga con quilos de lubricante esta fue la primera imagen:

FullSizeRender

Un batiburrillo de manos y pies, que dejaban ver que nuestra hija es elástica a lo Nadia Comaneci y que, por desgracia de sus padres, no quería ni una selfie ni media.

Y aunque nosotros ya llorábamos viendo que tenía cinco dedos en la mano, cinco en los pies y unos gemelos de futbolista, porque una no confía que sin una supervisión adulta pueda estar haciéndolo todo tan bien, la ecógrafa con mala leche, empezó una lucha cuerpo a cuerpo con nuestro cigoto para que enseñara su cara y a quién de los dos se parecía. El cigoto se resistía pegando patadas a diestro y siniestro a través de mis carnes desparramadas en la camilla, hasta que, en una de esas, por fin se dejó ver.

Allí estaba.

Chupando líquido amniótico con sabor a croissant de chocolate.

-¡Qué bonita es! 

…Se parece a ti…

Dijo RuyRodrigo con la emoción a y el sentimentalismo pegádole en el pecho.

Emotion

-¿Sí?…

Yo creo que se parece más a

….un señor de Murcia…

Y es que siempre había oído que las madres no son nada objetivas y que cuando ves a tu bebé por primera vez, aunque parezca un gremlin o un antepasado, lo encuentras la perfección más maravillosa del mundo estilo ángel de Victoria Secret en miniatura, pero debo decir que ese no fue mi caso. La primera vez que le vi la cara a mi hija, me pareció ver a un octogenario.

La ecógrafa me miró escandalizada y RuyRodrigo, riéndose por lo bajini, se incorporó a mi lado y me susurró…

-Es hermosa… mira como bosteza…. 

Y el señor de Murcia bostezó abriendo su enorme boca, mientras yo intentaba desesperadamente buscarle un parecido a alguien conocido. No fue hasta al cabo de unos segundos que lo vi. Se parecía a… Manuel Fraga.

Esta última observación preferí hacerla por mis adentros por miedo a que llamaran a los servicios sociales.

Así que callé y sonreí.

Y me la miré con detenimiento.

Y vi al señor de Murcia sonriendo por primera vez con su boca desdentada.

Y me reí de verdad. A carcajada limpia, mientras ella notaba que todo se movía como un terromoto y fruncía el ceño.

Y allí mismo, con mis carnes desparramadas y el rioplatense destilando amor por todos los poros de su piel, pensé que tenía la mejor familia everenever: mi dulce de leche sentimental y mi pequeña señora de Murcia.

Y me puse a llorar a moco tendido.

Emotion

Porque sí, le voy a tener que dar el pecho a Manuel Fraga y eso a priori da un poco de impresión, pero viendo las pelanas que tenía el cigoto, no hay nada que dos coletas rosas no puedan disimular.

 Besis

P.D. Cuando el cigoto tenga la edad de leer, esta entrada se va a autodestruir y se va a cambiar por una versión más Disney.

Apreciado diario,

Como ya he dejado patente alguna que otra vez, el estado en el que me encuentro de preservación de la especie humana is killing me a lot of, lenta y dolorosamente. Sí, lo sé, hay algunas a las que le sienta estupendamente, están más guapas que nunca y no cogen la baja hasta el día que rompen aguas en medio de la oficina. Pero si os dais cuenta, son las mismas que cuando les preguntan cómo tienen ese culo prieto mientras el tuyo va barriendo los espacios por dónde pasas, te contestan:

– Pues no sé, debe ser genética porque como lo que quiero y no hago deporte.

Sorry

Pero que luego, mientras tu estómago tiene un orgasmo comiéndose un croissant, las ves detrás del ordenador masticando alfalfa. Que yo prefiero pensar en un mundo justo para todas y me niego a creer que exista gente que no haga deporte y no le vibren las carnes cuando dice toxoplasmosis. Que soy muy de pensamiento jipi y de creer que todos somos iguales ante la flaccidez.

peace

A lo que íbamos, pues eso, que en con mi experiencia 26 semanas de gestación y quedándome aún por recorrer el parto y otros menesteres que así a priori tienen menos glamour que una fiesta VIP de telecinco, me he propuesto a hacer una lista con los momentazos más significativos desde que estoy fabricando una vida, que ahora mismo mi útero es como Lourdes, que son pequeñas alegrías que te enganchan para que algún día pienses en ir a buscar el segundo.

Embarazo

1. EL DÍA QUE TIENES TU POSITIVO

En mi caso al ser una persona ansiolítica de naturaleza, sin paciencia para nada e hiperactiva sólo a lo que a la actividad cerebral se refiere, nada físico que me canso enseguida, decidí la noche antes del cumpleaños de RuyRodrigo que me haría un test de embarazo por la mañana para ver si era positivo, y en caso afirmativo, ofrecérselo como regalo con un “vamos a ser padres”que le cambiara la vida forevaneva.

Ahora, escribiéndolo, regalarle un palo miccionado en medio de la cena de cumpleaños no parece tan buena idea, pero en ese momento con el subidón hormonal, me pareció el regalo del siglo teniendo en cuenta que aún faltaba una semana para mi regla y seguro que no se lo esperaría. Así que lo compré, fui a los baños de la oficina con un vaso de café vacío, y allí, en medio de un colocón con el olor a choto del ambiente, me quedé ojiplática con el resultado:

la foto 1

  ¿Y ahora qué?

Pues reprimir todas sensaciones a flor de piel que me invadieron en ese momento: euforia, ansiedad, ataque de pánico, brote ezquizofrénico e intentar actuar como una persona normal, en un estado normal, un día normal.

bored

Y no fue hasta muchas horas después que llegó el momento de dar los regalos dejando este para el último. Cuando el futuro padre abrió su regalo lloró, chilló, me abrazó, sacando euforia por todos los poros de su piel, mientras yo, que me lo había callado durante tantas horas que me le había cogido gustito a la apatía, no supe reaccionar. Durante horas. Y días.

2. LA PRIMERA VEZ QUE LO VES EN UNA ECOGRAFÍA

Y cuando quiero decir que lo ves, no me refiero a las 7 semanas que te enseñan una pantalla negra y te dicen:

– Aquí está tu bebé…

Y tú en lugar de ver a tu cigoto,  lo único que ves es ese gris que daban en la tele con el codificado de canal plus cuando había porno.  Pero lejos de preguntar asientes con una sonrisa, vaya a pensar que eres una mala madre, así de inicio.

yes

Me refiero cuando ves que tu pequeña marichocho ha sacado tu nariz, y aunque no parece que tenga los labios de Angelina Jolie, se la ve más contenta que unas castañuelas.

cigoto

3. CUANDO TE DICEN EL SEXO

En nuestro caso, pensábamos que en la triple screening que le miran hasta los padrastros de las uñas, podríamos saber ya si mi dislexia tendría heredero o heredera. Y aunque había pactado con el rioplatense no preguntar por el sexo y dejar que nos lo dijeran, porque decía que hace de muy mal padres, una vez me estiré en la camilla y cuando la ginecóloga aún no se había puesto ni los guantes, me arranqué por bulerías:

– ¿Se ve si es niño o niña?

exciting

A lo que ella me dijo que esperara, que primero tenía que ver que todo estaba bien. Cuando por fin toco el turno de saberlo, me dijo que el cigoto estaba del revés, que no se dejaba ver y que tendríamos que esperar dos meses hasta la nueva ecografía.

Como no soy muy amiga de las esperas y mi ginecóloga es un poco seca a lo que al trato y las bromas se refiere, me hice un cobarde-gallina-capitán-de-la-sardina y le mandé un mail explicándole que nos habíamos convertido en unas yonkis de las ecos y que más triste era pedir que de robar, pero que necesitábamos por nuestra salud mental una eco a las 16 semanas con la que saber el sexo del nuevo miembro de nuestra familia.

Así fue como con mi brote psicótico logré que nos dijeran que Matilda venía en camino.

smile

4- LA PRIMERA PATADA

 E aquí el último punto emocionante que he vivido desde que ensancho nuestro árbol genealógico.

Fue una noche, cuando estaba en el sofá con el rioplatense viendo una serie, que de repente noté algo en el estómago.

– Amor, no se si ha sido un pedo o he notado a nuestra hija…

-A ver, haz fuerza…. ¿Sacas algo?

-Parece que no… pero no quiero forzar vaya a ser que salga una almorrana

– Entonces… ¡es nuestra hija!

Y ahí, con el poco glamour del momento, nos abrazamos entusiasmados porque nuestra hija había dado señales de vida por primera vez.

Abrazo

Y es que es la naturaleza más que sabia es un genio del marketing, y te da una cal y otra de arena para que tu cerebro sólo se quede con lo bueno y que dentro de unos años, muchos, cuando ya no te acuerdes ni de las náuseas, pienses en lo bonito que podría ser darle un hermano a tu cigoto.

De momento escribo esta entrada, para releerla en el futuro en caso de necesidad reproductiva.

Besis.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 394 seguidores